Surgió en el PRI un Grupo Refundación, Movimiento de Reflexión y Propuesta, que se va contra todo y toda la cúpula priista, desde el presidente Peña Nieto hasta los mandos formales del PRI exigiendo analizar las causas de la derrota electoral, señala culpables y propone una agenda de puntos a considerar: “Rechazamos una agenda de discusión impuesta. Queremos que la reflexión venga de abajo hacia arriba, desde las distintas regiones del país, los seccionales, comités municipales y estatales”… No aceptamos el borrón y cuenta nueva”, dicen Marcos Everardo Mendoza Ávila, Juan Carlos Vázquez López y Quetzali Avila Infante quienes dan la cara por este Grupo que reclama principalmente a Peña Nieto por la derrota, aunque nada dicen de cuando la recuperó en 2012. Como en política todo tiene una causa específica y a través de ella se conocen los propósitos, la insistencia de este Grupo por culpar a Peña Nieto demuestra la faz de sus promotores. Todo está bien, pero ¿en verdad quieren reformas al PRI o adueñarse de su dirigencia?