El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró una variación de 4.81 por ciento a tasa anual en la primera quincena de agosto, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La cifra de la primera quincena de este mes representa una aceleración en los precios al consumidor respecto a la segunda quincena de julio, cuando la inflación tuvo una variación de 4.77 por ciento a tasa anual.

El dato también fue mayor a lo esperado por el sondeo de analistas consultados por Bloomberg, que anticipaba una variación de los precios de 4.74 por ciento.

Desde enero de 2017, la inflación ha rebasado el objetivo del Banco de México (3 por ciento +/- 1 punto porcentual).

En el agregado, el componente subyacente del índice -el cual contempla sólo el desempeño de los bienes y servicios de consumo, eliminando la volatilidad de los precios de agropecuarios y las tarifas predeterminadas como las de energéticos y transporte-, llegó a 3.6 por ciento a tasa anual.

El componente no subyacente -que comprende los precios de bienes y servicios que son influenciados por factores externos como el clima o los mercados internacionales-, tuvo una variación a tasa anual de 8.48 por ciento.

En su variación quincenal, el índice aumentó 0.34 por ciento, mientras que el componente subyacente registró un incremento de 0.18 por ciento y el no subyacente subió 0.86 por ciento.

En su comparación quincenal, la primera quincena de este mes es la peor desde 2004, cuando registró una variación de 0.38 por ciento.

El dato de la inflación es el primero que el Inegi da a conocer con el nuevo año base, que toma como referencia la segunda quincena de julio de este año.

Con información de ElFinanciero