Ricardo Flores Rodríguez de 21 años de edad y quien ayer fuera quemado vivo en el municipio de Acatlán de Osorio Puebla, luego que una turba enardecida lo acusaba a él y su tío Alberto Flores  Morales de “robachicos” estudiaba derecho en la capital veracruzana.

Este jueves se dio a conocer que las autoridades ministeriales entregaron los cuerpos a sus familiares en donde Petra Elia García, abuela de Ricardo, confesó que el joven era estudiante de derecho y que vivía en Xalapa, pero que se encontraba en Puebla ayudando a su tío a construir una barda, además que ambos eran “gente de trabajo”.

Diversos medios de comunicación acudieron al lugar de los hechos, en donde ayer a través de las redes sociales circularon el video en donde las dos personas se estaban quemando vivas, luego de que las acusaran de robarse a menores de edad.

“Pensaron que ellos eran gente mala, pero ellos son de trabajo”, dijo Petra Elia García, abuela de Ricardo.

“Somos campesinos, pero mi chamaco estudiaba, sus papás le estaban dando su estudio”, señaló.

La Fiscalía de Puebla dio a conocer que de manera preliminar se descarta que los occisos hubieran participado en algún delito, presuntamente se dedicaban a labores del campo.

Cabe hacer mención que ayer algunos vecinos de Acatlán golpearon a dos hombres, de 53 y 21 años de edad, que fueron acusados de secuestrar niños, informaron las autoridades. La policía los detuvo para protegerlos, pero una turba de alrededor de 150 personas ingresó por la fuerza a la comisaría para sacarlos y prenderles fuego.

Xalapa- 2018-08-3018:15:13- Leticia Rosado / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO