Ciudad de México- 2018-08-0813:48:24-  El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) declaró por unanimidad la validez de la elección presidencial y concluyó que Andrés Manuel López Obrador –candidato que obtuvo la mayoría de los votos en la jornada del 1 de julio– es elegible para ejercer la Presidencia de los Estados Unidos Mexicanos.

“Hoy damos cuenta de la legalidad de esta contienda política con lo que se concluye una de las etapas más significativas del presente proceso electoral. Esta elección histórica por sus resultados en las urnas, demuestra que nuestra democracia ha alcanzado su nivel de madurez; que la alternancia en el poder de partidos políticos de ideologías opuestas es una realidad que se logra solo por el voto ciudadano”, dijo la tarde de este miércoles la magistrada presidenta, Janine Otálora Malassis, momentos antes de dar paso a la votación final que validó el triunfo de López Obrador.

En el dictamen –respaldado por los siete magistrados– se puntualizó que Andrés Manuel López Obrador obtuvo 30 millones 110 mil 327 sufragios, lo que representa el 53.20 por ciento de la votación total.

En su primer discurso como presidente electo Andrés Manuel López Obrador aseguró que el Ejecutivo no será el “poder de los poderes”, cada quién actuará en el ámbito de su competencia, respetando la división de poderes.

“En el nuevo gobierno el Presidente de la República no tendrá palomas mensajeras ni halcones amenazantes; ninguna autoridad encargada de impartir justicia será objeto de presiones ni de peticiones ilegítimas cuando esté trabajando en el análisis, elaboración o ejecución de sus dictámenes y habrá absoluto respeto a sus veredictos”, dijo.

Sostuvo que la suma de los trabajos entre los Poderes fortalecerá la República y que el Estado democrático de derecho transitará del ideal a la realidad.

“Voy a cumplir todos los compromisos de campaña; no le voy a fallar a los ciudadanos y habré de ser fiel en todos mis actos al interés, la voluntad y el bienestar del único que manda en este país, el pueblo de México”, sostuvo.

Luego de recibir el documento que lo acredita como presidente electo de México para el periodo 2018-2024, López Obrador agradeció a los ciudadanos que depositaron en él su confianza.

Aseguró que la gente votó por un gobierno honrado y justo, pues la mayoría están hartos de la prepotencia, del influyentismo, de la deshonestidad y de la ineficiencia.

 El magistrado Felipe de la Mata dijo que esta no sólo ha sido una elección histórica, sino también una elección válida. “Que a nadie, en el concierto de las naciones, quepa duda que México es un país democrático”, comentó.

El magistrado Felipe Alfredo Fuentes Barrera deseó a su vez “el mayor de los éxitos” a López Obrador “en la alta responsabilidad que el pueblo mexicano le ha conferido”.

“Expreso al señor licenciado Andrés Manuel López Obrador el mayor de los éxitos en la alta responsabilidad que el pueblo mexicano le ha conferido. Concluyo señalando que no hay democracia sin participación ciudadana. No hay democracia sin ejercicio de libertades. No hay democracia sin instituciones sólidas. No hay democracia sin actores políticos ajustados a las reglas del juego y la democracia se defiende con jueces autónomos e imparciales que la garantizan”, dijo el magistrado Fuentes.

El magistrado Reyes Rodríguez Mondragón también le deseó éxito a López Obrador no sin antes expresar que el resultado del proceso electoral cumplió con las normas y principios constitucionales que rigen la integridad de las elecciones.

En tanto, el magistrado Indalfer Infante Gonzales dijo que no había duda de la validez de la elección presidencial “al cumplirse las condiciones de un proceso electoral democrático, al haberse respetado los principios constitucionales, ya que se efectuó en un contexto de equidad, transparencia y libertad del sufragio, lo que denota elecciones libres, auténticas y democráticas”.

El magistrado José Luis Vargas Valdez indicó por su parte que este proceso no estuvo exento de retos y complejidades, “sin embargo, es de reconocerse su éxito en diversas vertientes, organización de la elección, preparación, desarrollo de campaña, observación electoral y, sobre todo, participación ciudadana del pasado primero de julio”.

“Los resultados hablan por sí mismos, hoy somos testigos de la tercera alternancia democrática pacífica en la historia de nuestro país, eso es, sin duda, el resultado de nuestra creciente madurez política, nuestro fortalecimiento institucional y de un profundo respeto por las leyes que hacen posible nuestra democracia”, dijo Vargas Valdez.

Desde temprana hora, la sede del TEPJF se alistaba para llevar a cabo esta sesión pública en medio de un fuerte dispositivo de seguridad implementado por el Estado Mayor Presidencial y autoridades de la Ciudad de México. Con la entrega de la constancia a Andrés Manuel López Obrador –lo cual ocurrirá a las 13:00 horas– finaliza el proceso electoral de 2018, considerado el más grande de la historia del país.

La transición presidencial está por comenzar. Este miércoles, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) entregó con votación unánime la constancia de presidente electo de México a Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Esta constancia valida la elección presidencial de México, la cual ganó AMLO, con 53.19 % de los votos emitidos por la ciudadanía.

AMLO, candidato por la coalición Juntos Haremos Historia, marcó un hito democrático con esas cifras en el país.

MOMENTO DE TRANSICIÓN

Con esta constancia, AMLO podrá disponer de una partida presupuestal que está prevista para utilizarse en el periodo de transición, que abarca del día este 8 de agosto al 30 de noviembre de 2018.

Es entonces cuando el gabinete de AMLO comenzará a trabajar con sus pares del actual gobierno, en el proceso de entrega recepción de la administración pública.

En un discurso anterior, AMLO declaró al respecto: “La transición va a ser ordenada para que se mantenga la estabilidad económica y financiera, que no haya sobresaltos”.

El próximo 1 de diciembre, AMLO tomará protesta. La última vez que un presidente lo hace, pues su sucesor lo hará el 1 de octubre de 2024, de conformidad con la reforma político-electoral de 2014.