Números Rojos
Brenda Caballero

“El Instituto Veracruzano de Acceso a la Información (IVAI), se niega a entregar las copias de los contratos de convenios de publicidad realizados por Javier Duarte de Ochoa”, era la noticia del sábado por la mañana. ¡Ver para creer! El Órgano que debe garantizar el acceso a la transparencia de la información en Veracruz simplemente ahora es omiso escudándose en la Ley de que tiene que revisar la documentación para poder entregarla.

Y yo me pregunto ¿Qué tanto podrá revisarle para tenerla en su posesión casi 6 días? A menos que la estén analizando, tabulando y hasta graficando para entregársela a no sé quién, porque así parece.

El proceder del IVAI, en este caso de su presidenta Yolli García Álvarez, quién da las instrucciones del Instituto, con esta actitud lo único que presume es que no quiere proporcionarla a la periodista Naldy Rodríguez, quien ya va para dos años que la solicitó y aún no se la entregan, a pesar de que ya circula en redes un acuse de recibo donde el titular de la Coordinación de Comunicación Social Elías Assad Danini dio instrucciones a José de Jesús Rosales Romero para que dicha información fuera proporcionada.

Ahora bien, en el sello de acuse de recibo por la oficialía de partes del Instituto Veracruzano de Acceso a la información, aparte de las 1817 fojas, se puede leer que también se proporcionó de manera electrónica, en CD’s. ¿Por qué le piden a la periodista Naldy que vaya a consultarla a las oficinas del IVAI, siendo que ya pagó la cantidad de mil seiscientos pesos por concepto de copias simples de la información que deben proporcionarle? ¿Cuántas horas necesita para revisar las 1817 fojas en el horario hábil del Instituto? Incluso, ¿Por qué dispone el Instituto de su tiempo? ¿Y si no va a consultar la información, debe entenderse que no está interesada? ¿Por qué no le notificaron inmediatamente que la información solicitada ya había sido proporcionada por el área de Comunicación Social Estatal? ¿Por qué tuvo que ser la misma Coordinación la que proporcionara el acuse de que la información ya había sido recibida? ¿Desde cuándo el IVAI se convirtió en lugar de consulta de información pública?

Espero estar equivocada pero parece que “alguien más” tiene interés en la información proporcionada y antes de que se la proporcionen a Naldy Rodríguez, “alguien más” debe conocerla.

¿Acaso Yolli piensa mandársela a su ex jefe Javier Duarte directamente al Reclusorio Norte para que le dé el visto bueno o diga si es verdadera o falsa?

Todas estas especulaciones son el resultado de las acciones de su Presidenta Yolli en el IVAI, la misma que a finales de marzo de este año buscaba obtener una de las dos vacantes existentes en el Instituto Nacional de Transparencia y Protección de Datos Personales (INAI), pues déjeme comentarle que ella es originaria de la Ciudad de México.

Yolli hasta compareció frente a los Senadores integrantes de Comisiones Unidas de Anticorrupción y Participación Ciudadana y de Justicia de la que es Presidente Héctor Yunes Landa, sin embargo quedó fuera del Proceso.

Se dice que los senadores tomaron en cuenta la consideración de los criterios cualitativos de mérito probado, la equidad de género y la independencia con un carácter subsidiado. Después de esto, queda claro el porqué Yolli quedó fuera de unos de sus máximos sueños.

Ahora bien ¿Cómo ha sido el trabajo de Yolli frente al IVAI desde el 2014?

Sin lugar a dudas, con los siguientes datos, usted puede sacar sus propias conclusiones y entender el porqué Yolli no entrega la información a la periodista Naldy Rodríguez.

La Dirección de Asuntos Jurídicos del Instituto en el memorándum IVAI-MEMO/CLG/295/18/q0/2017 informó que en los años 2015 y 2016 no aplicaron una sola multa, mientras que en 2017 interpusieron 22. En cuanto a denuncias, en el memorándum IVAI-MEMO/MACD/324/18/10/2017 se indica que entre 2014 y 2016 no interpusieron ninguna denuncia y en el 2017 solo una (en contra del ayuntamiento de San Rafael).

Entre 2016 y 2017, se habían interpuesto 19 demandas de amparo, 11 en las que el IVAI es tercero interesado y 8 como autoridad responsable. Sin embargo,  con este instrumento procesal tampoco se ha garantizado el Derecho Humano de Acceso a la Información Pública en Veracruz.

Ojalá y ahora que Yolli viaje a Guanajuato medite su actuar frente al IVAI y a su regreso aplique lo que aprenda en el curso “Construyendo una generación Transparente”.

caballero_brenda@nullhotmail.com

@NumerosRojos_BC