Viernes contemporáneo

Por Armando Ortiz

Una cosa es decir que cierta persona puede ser la idónea para determinado cargo público, ya sea por su experiencia, estudios o cualidades, y otra es decir que esa persona de manera inminente será titular de determinada dependencia. Esto último es lo que han estado escribiendo ciertos pitonisos de a peso, que quieren colar el nombre del amigo de la amiga para después decirles: “Yo fui el que te destapó, el cargo me lo debes a mí”. También por redes sociales está circulando una lista en la que ya ponen hasta a Montano, Martín Cabrera y al Pipo Vázquez Cuevas en el gabinete de Cuitláhuac García; puras fichitas por cierto. La verdad es que esos “bienintencionados” sólo queman al amigo o amiga, o intentan hacer creer que el próximo gobierno estará plagado de escorias. El problema es algunos incautos se lo creen y hasta se ponen a las órdenes de los nombrados, o repudian de manera gratuita un gobierno que todavía no comienza. Por supuesto, el gobernador electo es quien se está encargando de oficializar cada nombramiento. Lo mejor será esperar los tiempos, para no caer en meras especulaciones.

Festival Internacional de 350 mil pesos; mejor cómprenselos de sal

¿Es en serio? ¿Sólo se invertirán 350 mil pesos en el Festival Internacional Afrocaribeño? Esa cantidad es lo que pagaba Javier Duarte o cualquiera de sus funcionarios en una cena en Vinissimo; esa cantidad es lo que se gasta en viáticos el director del IVEC, Enrique Márquez, en uno de sus viajecitos a la Ciudad de México. Vale mencionar que en otros tiempos el Festival Internacional Afrocaribeño llegó a tener un nivel verdaderamente internacional. En sus mejores momentos los eventos se llevaban a cabo en diferentes sedes del estado, en alguna ocasión hasta en tierras cubanas se llevaron a cabo eventos. Había conciertos masivos con grupos de reconocida trayectoria, conferencias sobre nuestra “tercera raízz”, exposiciones con la participación de diferentes naciones caribeñas; eso era un festival “internacional”. En ese entonces se entregaba la medalla “Aguirre Beltrán” a una personalidad de la cultura que se hubiese destacado por el estudio de la negritud en nuestro país. Pero el festival perdió lustre, el festival fue decayendo. Hoy con 350 mil pesos piensan hacer un Festival Internacional de tres días, con una pobre exposición, con unos cuantos fandangos y con charlas, que no conferencias, sobre la raíz negra que tan rica influencia ha tenido en Veracruz. La verdad, si eso es lo que piensan invertir para un festival internacional, pues mejor cómprenselos de sal.

Andrés Manuel López Obrador, presidente electo, la tercera fue la vencida; llega con más poder del que esperaba

Después de tres intentos Andrés Manuel López Obrador ya es presidente electo de los Estados Unidos Mexicanos. Algunos pensaban que nunca llegaría. El primer intento fallido fue el más doloroso, pues se gestó un fraude monumental que perjudicó no sólo al entonces candidato Andrés Manuel López Obrador, sino a toda una nación que tuvo que soportar al espurio Calderón, su dipsomanía y su criminal guerra parcial en contra del narcotráfico. El segundo intento frustrado fue irritante, sobre todo por la clase de presidente impuesto que México se ganó a pulso. Un presidente instalado por un grupo de empresarios que hicieron del país su botín; un presidente al que, desde el escándalo de la Casa Blanca, se le dejó de tener respeto. Pero como dicen por ahí, la tercera es la vencida. Andrés Manuel López Obrador no cejó en su intento por ser presidente de la República. Él mismo advirtió que sería el último intento y que si no ganaba las elecciones se iría a “La Chingada”. Pero esta vez tenía todo a su favor. Un presidente débil, un candidato gris, otro candidato mentiroso y manipulador y una ciudadanía harta. López Obrador llega como el presidente con más respaldo, con todo el poder, con más poder del que esperaba. Ahora el problema será, como administrar todo ese poder, y como relegarlo sin que sus funcionarios abusen de éste.                     aortiz52@nullhotmail.com