El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y la primera dama, Cilia Flores, tuvieron que abandonar de emergencia un acto militar televisado para festejar el 81 aniversario de fundación de la Guardia Nacional Bolivariana y el primer aniversario de la Asamblea Nacional Constituyente debido a varias detonaciones que dejaron un saldo de siete soldados heridos en la céntrica Avenida Bolívar de Caracas. Maduro ha señalado al presidente colombiano saliente, Juan Manuel Santos, de estar detrás del presunto ataque. «Todo apunta a la derecha, a la ultraderecha venezolana en alianza con la ultraderecha colombiana y que el nombre de Juan Manuel Santos está detrás de este atentado, no tengo dudas», dijo.

En la cadena televisiva nacional, el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, ha anunciado que el atentado se produjo a las 17.41 hora local después de haber concluido el desfile militar. «Debo decir que el presidente Nicolás Maduro ha salido ileso del atentado que se ha saldado con 7 efectivos heridos que se encuentran atendidos en hospitales, y ahora el presidente se encuentra trabajando con el alto mando militar y el consejo de ministros», dijo Rodríguez. «Nuestro presidente Nicolás Maduro está en perfecto estado de salud, en perfectas condiciones (…), todo el trabajo que se ha hecho ha permitido establecer ya que se trata de un atentado», prosiguió en una alocución transmitida por la televisión estatal VTV.

El discurso de Maduro y el desfile de militares fueron interrumpidos cuando estallaron los explosivos. En la imagen televisada se observa a la primera dama estremecerse al escuchar la detonación. Según reportes de vecinos y usuarios de redes sociales, las explosiones se produjeron cerca de San Agustín, entre las avenidas México y Bolívar. En las redes se hablaba que un dron cargado de explosivos C-4 estalló cuando un francotirador disparó contra el equipo volador que sobrevolaba en la zona de seguridad presidencial. El ataque ocurrió cuando Maduro, en el cierre del evento, defendía en un discurso las últimas medidas económicas de su gobierno, que son rechazadas por la oposición.

El presidente venezolano contó que en el momento en el que se produjeron las explosiones, él se encontraba terminando su discurso en el acto de conmemoración del 81 aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada) en el que denunciaba «el sabotaje especializado, milimétrico y terrorista contra el sistema eléctrico». «Y estaba diciendo no bajemos la guardia porque la conspiración ha retornado, en ese mismo momento explotó frente a mi un artefacto volador, una gran explosión compañeros, mi primera reacción fue de observación, de serenidad», aseguró. Llegó a pensar -comentó- que se trataba de los juegos pirotécnicos que debían ser activados al finalizar el acto. «En ese momento todo el operativo de seguridad y protección se activó para garantizar mi resguardo, el resguardo de todos los presentes en el acto y la retirada», narró.

Mientras tanto, un grupo anónimo llamado«Soldados de Franela» reivindicó la autoría de la «Operación Fénix», el nombre con el que han identificado el atentado contra Maduro.