Hoy vi la información que algunos medios cubrieron del “Foro sobre la UPAV, y lo hicieron con la seguridad que la información y las entrevistas que publicaroneran inéditas en el tema de la UPAV, y que el Foro habría llegado a conclusiones extraordinarias que no se hubieran comentado nunca por nadie, y que las identidades de los promotores tuvieran toda la solvencia ética y académica que no merecíanni una investigación exhaustiva, ningún cuestionamiento. Incluso acompañan las publicaciones con una foto de los participantes del Foro, una foto muy peculiar, incluso diría, una foto contradictoria, que en el grupo de whatapp de la Asociación Académica y Docente de la UPAV AADUPAV, subtitule con un comentario mordaz,aunque creo oportuno, ”la pura representación upavistas actual: el pasado de los saqueadores de la UPAVpostzuñistas, las escuelas particulares adheridas a la UPAV representando sus intereses particulares, y el representante de la UPAV y SEV legitimando el Foro pese a que su promotora principal que no tiene ningún nexo con la UPAV, en el estricto sentido, haya acusado al actual gobierno de ser parte de esa crisis que vive la UPAV. Y todos bajo el auspicio del líder del grupo legislativo de Morena en el congreso local. Llegando a las conclusiones que la AADUPAV ha venido señalando desde hace año y medio”, quienes conocemos el tema de la UPAV porque hemos venido encabezando una lucha permanente en defensa de la UPAV y su consolidación, nos parece una escena surrealista, porque la mayoría de los directores, docentes y alumnos de la UPAV no estuvieron ni participaron en dicho Foro, porque el contexto de donde surge obedece a coyunturas políticas, porque las conclusiones a que han llegado la Asociación que encabezo las hemos venido señalando, porque ni uno de ellos se enfrentó al poder en turno para defender e intentar cambiar la realidad de la UPAV, y lo hacen para congraciarse con el nuevo poder político, porque la UPAV es el síntoma de la ingobernabilidad y la decadencias de las instituciones públicas a causa de la política, ni las universidades públicas se han escapado a la laceración de la mala política, que espero que los nuevos tiempos que pregonan el sepultamiento de las viejas prácticas sean coherentes y reales, y se trate las instituciones públicas de educación como la UPAV con la transparencia y el espíritu democrático que permita que sus verdaderos autores, directores, docentes y alumnos, quienes han construido ésta noble institución educativa sean los protagonistas y a quienes se consulte.

De la foto hablé indirectamente de los personajes principales, pero también hay tenebrosos personajes secundarios que se suman al carro de la nueva revolución, esperando “justicia”, o que vuelvan los viejos-buenos tiempos de la impunidad y la corrupción. Una persona que fue al Foro e incluso también se tomó “la foto histórica”, envió a un amigo por whatapp los siguientes textos, para respetar la identidad de las personas mencionadas les cambiaré la descripción y el nombre, pero son casos de la vida real: “La que está atrás de la de blusa amarilla es Soledad, amante de Gutiérrez, el que fue encargado de un departamento de la dirección de bachillerato de la UPAV en la época del Maestro Zuñiga, hombre de confianza del Director”, “la que está atrás, extremo derecho…blusa rosada…esa mujer de aspecto peculiar es amiga de Soledad, se llama María Rosario, ambas gozaban de impunidad y corrupción, porque gozaban de la confianza del director…para vender exámenes únicos y certificados…inflaban matriculas, ambas se hicieron millonarias…son egresadas de la primera generación de licenciatura para adultos del IVEA…”, por eso digo que la foto es surrealista, pero en fin, en nuestras configuraciones conceptuales de la vida pública estamos acostumbrados a que la verdad sea una mentira, y la mentira una verdad. El reto fundamental es reeducar, una vez más el tema de la educación es fundamental para aspirar a un mundo civilizado y correcto.

Más adelante en el debate y diálogo del grupo del Whatapp de la AADUPAV sobre el Foro, escribo,  “y las conclusiones del Foro, las nuestras” y adjunto un link ttps://www.alcalorpolitico.com/informacion/crisis-de-la-upav-por-sus-vacios-legales-necesita-cambios-estructurales-lenin-ta-268308.html#.W2_dKdJKhdh, donde señalo que el problema de la UPAV es un problema de profundos vacíos legales, su nacimiento como un espacio del poder político, y que se requerían profundos cambios estructurales que separaran la Universidad de la política y por ende del poder en turno, que podríamos dividir dichos cambios estructurales en los siguientes ejes en la Reforma Integral de la Ley 276 que se requiere: Autonomía Universitaria y Financiera, Derechos laborales a sus docentes, Democracia en la Elección del Rector y que éste provenga de la propia comunidad universitaria, complementación de la funcionalidad académica de la UPAV como cualquier Universidad Pública, incorporar a la Docencia, la Investigación y la Extensión Social, así como la capacitación y actualización a los docentes y el apoyo a las salidas terminales de la labor de formación universitaria, entre otras medidas.

Hace año y medio que comencé a escribir sobre la UPAV, e iniciar mi particular lucha por la EducaciónPopular, a escribir sobre lo público, la política, la psique del hombre público y la sociedad, a aprender a pasar de la idea a la acción, a planificar, a creer que hay un futuro, a pensar que estoy haciendo algo bueno, a continuar insistiendo. Todavía tengo presente cuando el Mtro.Zuñiga me invitó a construir la oferta educativa, la licenciatura en ciencias políticas, y la plática preliminar que tuvimos sobre el Modelo Educativo Popular, también he de decirles que esta invitación fue producto de la intervención de un grupo de amigos priistas que le hablaron al Mtro. para crear esta oferta educativa con fines de formación política, que más tarde pude separarla de esos propósitos partidistas, Modelo Educativo Popular que tiene que ver con el espíritu vasconcelista de llevar la educación al pueblo, y crearla con el pueblo, y planearla con el pueblo, es decir, construir el área de conocimiento de la oferta educativa según las fortalezas de las regiones y planificar su desarrollo, y crear la mano de obra calificada pertinente, dentro de un marco de la autogestión, autosostenimiento, sin perder el rigor conceptual ni la calidad educativa, esto implicaba no tan sólo crear la curricula académica y los planes y programas de estudios, sino también, conseguir los alumnos, los docentes y el lugar donde impartir las clases. Y convencido como  muchos más compañeros fundadores nos involucramos en ésta proyecto educativo que tuvo una éxito extraordinario en sus inicios, llegando a contar con más de 78000 alumnos entre media superior y superior (licenciaturas y posgrados), éxito resultado de un modelo educativo flexible, la insolvencia de la Universidad Veracruzana para dar respuesta a una creciente demanda de educación superior, y la crisis económica que no permitía a miles de veracruzanos rechazados de la UV a costear estudios en escuelas particulares.

La pertinencia de la UPAV sobra cuestionarla, incluso podríamos decir que nos adelantamos a los planes del nuevo presidente del gobierno de la república de masificar la educación y enfrentar el rezago histórico en educación que vive México, Veracruz con la UPAV fue un caso de masificación de la educación, la única vía que tienen los mexicanos para educar a sus pueblos, no hay una economía sana que permita construir claustros educativos físicos para responder a ese enorme reto de brindar educación a todos los mexicanos, más ahora pensando que no hay una sociedad que pueda en guerra, porque vivimos nuestra particular guerra, la pobreza, la violencia, la marginación, prosperar, resolver sus graves problemas como los que vive México. Es pues, la Educación el eje trasversal por las deben deslizarse necesariamente las políticas públicas y el discurso político, y el Modelo Educativo Social o Popular el indicado para lograr educar a nuestros pueblos, para lograr un estadio de civilidad que detenga los exabruptos en que nos pone el crimen organizado, estados paralelos que ejercen la violencia, la pobreza y la desigualdad, y se fortalezca el Estado de Derecho y las Instituciones Públicas, y podamos prosperar desde un Estado auténticamente democrático.

Hoy se habla de la UPAV no como un acierto sino como un problema, pero más allá de esos debates bizantinos, de lo que se necesita para recuperar la funcionalidad académica, que cualquier análisis nos  llevará a las mismas conclusiones, la Reforma Integral de la Ley 276 que crea la UPAV; la UPAV ha resistido a los embates de sus males de origen porque es una necesidad de los Veracruzanos, nunca un papanteco, un choapence, etc, llegó a imaginar que podría en su propio municipio formarse profesionalmente en una institución universitaria pública con validez oficial, y con un costo accesible y con docentes preparados, yaspirar a una mejor vida.

Por lo que ese acierto que se ha querido ocultar, confundir, atacar, que es la UPAV para Veracruz, va más allá de sus siglas, de su autoría, de su contexto político, y tiene que ver con darse cuenta que hay una realidad cruda respecto al rezago en educación media superior y superior en Veracruz, y que la política debe servir para consolidar esa Universidad de los Veracruzanos, y apuntar a que Veracruz tenga Universidades de calidad, y que la educación pueda llegar a los pueblos veracruzanos. Podemos cambiarle el nombre, puede ser autónoma o no, lo que no se puede hacer es no ver que la UPAV es el reflejo de la decadencia en que la política ha sumido a las instituciones públicas y que es una obligación que la misma política dignifique y fortalezca las instituciones públicas para beneficio de los veracruzanos, no hay otro tiempo, es ahora, si se quiere realmente iniciar ese proceso de reconciliación nacional y regeneración del poder político.