Ciudad de México. En la inauguración del ciclo escolar 2018-2019, el secretario de Educación Pública, Otto Granados Roldán insistió en que la reforma educativa, aprobada en este sexenio, “es la más importante para el país en muchos años”.

Ante integrantes de la cúpula del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), reiteró los “logros alcanzados en estos años”, entre los que destacó la creación de un sistema educativo nacional “claro y transparente” en el que aseguró más de 1.5 millones de educadores han participado en las diversas evaluaciones implementadas por el Servicio Profesional Docente.

En la primaria “Benito Juárez”, turno vespertino, ubicada en la calle de Jalapa, en la colonia Roma Sur de la capital del país, el funcionario federal, quien entregó paquetes con los nuevos libros de texto gratuito a alumnos de primero y segundo de primaria, grados en los que se implementarán en este año lectivo los nuevos contenidos pedagógicos de la reforma educativa, aseguró que antes había “prácticas atípicas” para acceder a una plaza docente o un ascenso.

Aseguró que hoy 206 mil profesores obtuvieron una plaza debido a sus méritos, mientras que el número de maestros con resultados idóneos en las evaluaciones paso de 52 a 70 por ciento, y 72 mil educadores reciben algún estímulo económico por sus buenos resultados.

Granados Roldán, quien estuvo acompañado del presidente del SNTE, Juan Díaz de la Torre, y de la presidenta de la Junta de Gobierno del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), Teresa Bracho, insistió en que la actual reforma educativa “ha sido la más importante para México” y afirmò que el “peso moral, político y ético de la misma no se puede negar”.

Por su parte Díaz de la Torre, aseguró que el gremio magisterial se mantendrá como un “colaborador estrecho de las instituciones de la República” y afirmó que los maestros seguirán apoyando la transformación del país.

En un mensaje al presidente Peña Nieto afirmó que en sus casi seis años de gobierno “pudo constatar el compromiso del SNTE con el pueblo de México, con las legítimas demandas de los trabajadores de la educación y con una mejor educación”.

Sin embargo, aseguró que la calidad, equidad e inclusión en la educación “serán posibles cuando se acabe con el rezago, la pobreza y la marginación que enfrenta el sistema educativo nacional”.

Con información de LajORNADA