México- 2018-08-3011:20:06- Excélsior.

La industria automotriz nacional no tiene la capacidad de pagar 16 dólares la hora en el corto ni mediano plazo como estipula la regla de origen acordada por México y Estados Unidos en el acuerdo de libre comercio que anunciaron el lunes.

 

Para evitar aranceles, las naciones pactaron que los vehículos ensamblados en la región deberán tener 75% de componentes hechos en los países integrantes del tratado, en tanto que el 25% restante puede ser de cualquier otra parte del mundo.

 

Adicionalmente acordaron que de ese 75%, 40% en el caso de los vehículos ligeros, y 45% en el de las pick ups, deben ser componentes producidos por empleados que reciban un salario igual o superior a 16 dólares la hora, mismo que Estados Unidos cumple, pero México no, dado que el salario promedio es de 3.5 dólares.

 

De acuerdo con el dirigente, “esta regla, la cual no existía en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte anterior, podría implicar una reconfiguración paulatina en el ensamble de automóviles, que sin duda puede generar movilidad en las autopartes que se manufacturan en México y en las que se producen en Estados Unidos a fin de cumplirla”.

 

Con esta regla de origen el gobierno de Donald Trump logró romper con la ventaja competitiva de los bajos salarios en México, con lo que se evitará que más armadoras lleguen al país sólo por ese beneficio.

 

Las estadísticas indican que en los últimos cinco años, la producción de vehículos en México aumentó 36% al pasar de 2 millones 884 mil unidades en 2012 a 3 millones 530 mil en 2017. En contraste, la producción en Estados Unidos incrementó 7% al transitar de 10 millones 335 mil de vehículos en 2012 a 11 millones 189 mil en 2017.

 

 

 

NO HABRÁ AJUSTES

 

“La regla de los salarios en el sector automotriz no significa que éstos vayan a aumentar a ese nivel. La industria en México no está en condiciones, ni en el corto ni en el mediano plazo, de alcanzar ese porcentaje”, reconoció Guillermo Rosales, director general de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

 

Explicó que México y Estados Unidos decidieron reservar 40 a 45% de los componentes a zonas con altos salarios en la región, pero “aún se tiene hasta 60% del valor de los vehículos para seguir manufacturándolos en México, reconociendo la asimetría que existe entre las economías, y por lo tanto entre sus salarios”.

 

Si en México se pagarán 16 dólares la hora trabajada, serían 304 pesos, lo que significan 48 mil 640 pesos al mes.

 

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO