Sociedad 3.0

Trabajadores de la Comisión de Agua del Estado de Veracruz (CAEV) alertan al próximo gobernador del Estado que el actual mandatario ha girado instrucciones para que sean transferidas en bloque a distintos municipios las oficinas operadoras de CAEV más importantes, por lo que ya se avanza en la elaboración de dictámenes sobre la infraestructura laboral, estados financieros y demás.

Esas oficinas serían transferidas, previa autorización del Congreso, a municipios como Martínez de la Torre, Poza Rica, Minatitlán y Coatzacoalcos, entre otros, pero todos los que tienen régimen panista han solicitado tal transmisión, según se informó.

Una transferencia de este tipo significará que el próximo régimen dejará de percibir los millones de pesos que significa la operación de las oficinas del agua y, dado que la CAEV es una de las cajas chicas del Estado, reducirá la liquidez del siguiente régimen.

Los alcaldes de los mencionados municipios sostuvieron una reunión de trabajo este martes con la titular del jurídico de la CAEV, Zayda Merith Marín Menes, para detallar los trámites que deberán seguirse.

Otro aspecto revelado por los empleados es que en CAEV se desempeña como secretario técnico Enrique Samberino Lara, quien se encuentra inhabilitado por el Contraloría General por el tema de una empresa fantasma de los tiempos de Duarte, observado por 9 millones de pesos.

La preocupación de los trabajadores es que al ser transferidas las principales oficinas operadoras, la CAEV quedará sin liquidez y tendrá que desaparecer, lo que pone en grave riesgo sus derechos laborales.