Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

diariolibertad@nullgmail.com

 

 

En una plática que hace tiempo tuve con el hoy Presidente Electo de los Estados Unidos Mexicanos, platicamos acerca de que el Art. 39 Constitucional establece que “Los Poderes dimanan del Pueblo”…

 

Por lo tanto debía de pugnarse para que los Ministros de la SCJN y los Magistrados en los Estados, fueran electos por el Pueblo; no indebidamente propuestos y aprobados por los otros dos Poderes, como inconstitucionalmente se ha hecho…

 

Lo que claramente fue establecido desde Marco Tulio Cicerón (106 – 43) el ilustre cónsul romano; y posteriormente por el no menos insigne Charles-Louis de Secondat, Señor de la Brede y Barón de Montesquieu (1689 – 1755)…

 

Toda vez que los contrapesos al Poder deben existir para poder conformarse como una República; que el sistema de gobierno basado esencialmente en la división de Poderes…

 

Y eso le pareció muy bien al ya para ese entonces dos veces defraudado candidato; que no candidato perdedor.  Sobre todo porque solo hay que decirle a la SCJN, garante del cumplimiento de nuestra Carta Magna, que ordene se haga lo necesario para que se respete el citado Art. 39 y que, en igualdad de circunstancias con los otros dos Poderes, los máximos integrantes del Poder Judicial sean electos por el Pueblo.  Hasta ahí todo iba bien…

 

Pero cuando le traté que el Procurador General de Justicia también fuera electo por el Pueblo; me dijo que eso no, porque el Ejecutivo perdería todo el Poder -léase que se terminaría con el presidencialismo-…

 

Si todavía no se han acabado de poner de acuerdo para nombrar al Fiscal Anticorrupción, quién detentará el cargo más bien como vicepresidente, ya que puede llevar a juicio hasta al Fiscal General, por no decir que al propio Presidente, es porque todos quieren meter mano y ser ellos con quienes tenga compromisos el designado…

 

Pero háganle como quieran -versión parodiada del háiga sido como háiga sido, solo que esta vez morenista, no panista- pero lo cierto es que AMLO no dará marcha atrás al derecho que como Presidente tiene de nombrar a los encargados de las Fiscalías Anticorrupción en toda la República…

 

Y claramente lo dijo cuando mencionó que para el 1° de diciembre ya estarán designados quienes serán los Fiscales Anticorrupción en los Estados…

 

Por lo que la “lucha” que todos están llevando a cabo para cada cual llevar agua a su molino y hacerse de influencias en tan poderosos nombramientos, será inútil.  Y de por sí con coordinadores plenipotenciarios también designados a modo, los gobernadores vendrán siendo como de adorno…

 

Solo nos resta a los ciudadanos que pugnamos por el Estado de Derecho que debe de caracterizar a las Repúblicas, es equilibrar la balanza recabando firmas para exigirle a la SCJN que se respete el Art. 39 Constitucional…

 

Coparmex está recabando firmas para la designación del Fiscal Anticorrupción; y van a perder el tiempo -aunque ciertamente Gustavo de Hoyos se habrá placeado para seguirle en la grilla, lo que parece gustarle mucho- pero la suerte está echada y, créanme, no hay vuelta atrás…

 

Cabe mencionar que la SCJN, El Congreso de la Unión, la Presidencia de la República, los gobernadores de los Estados, la CNDH, Las Barras y Colegios de Abogados, la ONU-DH, y La Corte Internacional de La haya, saben de las propuestas que se han enviado en diferentes fechas y a los diferentes Organismos relativos a lo anteriormente citado. Y el Consejo de Ancianos, AC tiene copia sellada de los escritos recibidos en las diferentes dependencias…

 

Sin estar encabezados por nadie solo por una página de la Red -como ahora se hace- se recabaran las firmas de adhesión necesarias para que la SCJN escuche y actúe conforme los dictados de la Constitución -igual que Coparmex, gracias por el modelo- y se presentan, lograremos que La Justicia sea igual para todos y entonces sí seamos verdaderamente La República Mexicana…

 

No es cuestión de protagonismos; es cuestión de luchar desde el anonimato por la Patria, por La República; y finalmente por nosotros mismos, nuestras familias y quienes nos siguen en la vida…

 

Si Usted, amable lector, está de acuerdo en que la lucha por La República es por el bien de todos, comparta la idea y de alguna manera, si somos muchos tendrán que escucharnos.

 

Y nos vemos mañana, si El Sol me presta vida.