No habrá añadido un ápice de optimismo a la Rectora de la UV ese ofrecimiento del gobernador electo Cuitláhuac García de iniciar gestiones ante la Secretaría de Hacienda sobre el adeudo por la falta de pago del Impuesto Sobre la Renta: “todo el apoyo que podamos, ahí estará nuestro gobierno presente”. Es más bien un apoyo “virtual” pues lo que la rectora quiere es el efectivo y saldar de una vez por todas ese compromiso diferido desde tiempos de Duarte de Ochoa y no conferido por el actual gobierno estatal. Lo demás son solo balas de salva que nada resuelven.