Redacción 26-08-2018n.- John McCain, senador y excandidato a la presidencia de EU, pidió antes de morir este sábado a los 81 años un último deseo: que Donald Trump no asista a su funeral.

McCain dejó a su familia una lista de lugares en dónde deseaba que se le rindieran honores fúnebres, entre ellos la Catedral Nacional de Washington.

Personas cercanas a McCain señalaron que los otros lugares solicitados por McCain son Arizona y Annapolis.

La familia de McCain, quien combatía al cáncer cerebral, informó en la semana que había suspendido el tratamiento.

McCain, el presidente de la Comisión de Servicios Militares del Senado, fue un crítico frecuente, así como un blanco de Trump, un republicano que fue elegido presidente en noviembre de 2016.

McCain denunció a Trump entre otras cosas por su elogio al presidente ruso Vladimir Putin y otros líderes que el senador describió como “tiranos” extranjeros.

En julio había criticado a Trump por su cumbre con Putin, emitiendo un comunicado que calificaba a su conferencia de prensa conjunta en Helsinki como “una de las actuaciones más vergonzosas de un presidente estadounidense en la memoria”. Dijo que Trump era “no solo incapaz sino que no estaba dispuesto a enfrentarse a Putin”.