Para bien o para mal, nuestra economía se despetrolizó a partir de la paulatina disminución en la extracción petrolífera en nuestro país y de los bajos precios internacionales de los hidrocarburos, para buena fortuna el crecimiento de Sector Turismo y las remesas que nuestros paisanos migrantes envían a México han aportado una buena cantidad de divisas, y lo mejor es que reportan 16 mil 245 millones de dólares solo para el primer semestre de este año. La economía mexicana es una de las más sólidas en el concierto internacional, aunque desafortunadamente no se refleja en el bienestar social de la población. Si López Obrador tiene éxito en la implementación de sus proyectos para el sur mexicano entonces habremos dado un gran salto hacia la justicia social.