Manuel Bartlett, quien será el próximo director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), aseguró que no cambiará  nada de la Reforma Energética implementada en el sexenio de Peña Nieto, a pesar de que él fue uno de sus principales críticos. Por el contrario, aclaró, su gestión en la empresa se ajustará a las órdenes constitucionales, a la ley actual, y la hará crecer con apego a las reglas del mercado.

“La vamos a respetar. Vamos a hacer que se compita, porque ¿de qué se trata una reforma del mercado? Pues de que haya competencia. ¿Cómo va a competir (la CFE) si la están matando?”, dijo en entrevista al concluir la sesión del pleno de la Comisión Permanente.

En entrevista, al concluir la sesión del pleno de la Comisión Permanente, Manuel Bartlett informó que se revisarán los criterios de cobro del servicio con la CRE y negó que la condonación de los adeudos de la CFE a usuarios de Tabasco, que suman al menos 11 mil 513 millones de pesos, implique un golpe a las finanzas de la empresa.

En 2016, la CFE entregó un informe a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión en el que describe que en Tabasco existen 577 mil 107 usuarios; de ellos 495 mil deben hasta 23 mil 500 pesos y al 31 de diciembre de 2015 se adhirieron al convenio para facilitarles el pago del servicio, un total de 297 mil 520 usuarios, que representan mil 720 millones de pesos.

Se explica que en la Zona Sureste, del total de 14 mil 553 millones de pesos que adeuda, 11 mil 513 son del servicio público de los usuarios; 47 millones los debe directamente el estado; 555 millones de pesos los gobiernos municipales; dos mil 314 millones de pesos están incluidos en los convenios con usuarios y 124 millones “son incobrables”.

Manuel Bartlett evitó confrontarse con sus detractores, incluso puso en duda que existieran críticas en su contra, pero al hacerle referencia concreta a Manuel Clouthier, quien lo señaló de perseguir y acosar a su padre, el empresario Manuel J. Clouthier, Manuel Bartlett dijo que sus expresiones lo tienen “aterrado”, mientras mostraba una sonrisa.

—¿Le merman estas críticas?

—Nada. No me merman el ánimo, porque tengo la comisión muy importante que es rescatar la Comisión Federal de Electricidad, que es una empresa que llevó la electricidad de todo el país, una empresa fantástica, que la están matando.

Dejó en claro que no habrá reforma constitucional para echar abajo la Reforma Energética que, por el contrario, se ajustará a las órdenes constitucionales y a la ley actual.

“La vamos a respetar. Vamos a hacer que se compita, porque de qué se trata una reforma del mercado, pues de que haya competencia y cómo va a competir si la están matando”, aseguró el aún coordinador del  Partido del Trabajo en el Senado.

Adelantó que se reunirá con los responsables de la CFE y “ellos van a explicar su gestión, de ahí surgirán responsabilidades o no. No sé. La Secretaría de la Función Pública de este gobierno neoliberal, al que me opuse los seis años, dice que la medalla de la corrupción la tiene la CFE. ¿Cómo va a competir una empresa corrupta?”.

Pidió no ser “drásticos” en pensar que las responsabilidades de quienes la han hundido impliquen cárcel.

Con información de Excelsior