‘Así como era amada era odiada’, en Agua Dulce pasarán años para que una mujer tan fuerte vuelva a brillar tanto en la sociedad como en la política, así era Marjorie Oropeza Núñez, sin máscaras, directa, controvertida, temida pero también querida, defensora, aguerrida, petrolera, periodista, activista, empresaria, líder, política, madre y abuela…

Su madre doña Irma Núñez fue la quien le inculcó el amor por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), con sus altas y bajas en los últimos años, Marjorie fue de la generación dorada del priismo hidrómilo al ser partícipe del movimiento que le dio el municipio libre a un puñado de hombres y a ella de Agua Dulce, la casilla 4684 ubicada atrás de la bodega de la Corona, nunca la perdió doña Irma, ni tampoco Marjorie.

Así fueron sus primeras incursiones en la política de Agua Dulce, antes petrolera de la sección 11 trabajo hasta que fue la primera mujer que se levantó contra los malos representantes sindicales, cuando realizó su primera huelga de hambre en la glorieta a Juárez, ahí fue la primera mujer quien se manifestó en contra de los abusos sindicales en toda el sur de Veracruz, si, así era Marjorie Oropeza Núñez quien el pasado lunes falleció a los 59 años de edad.

Su vida privada no fue ajena de nadie, también fue ventilada en su momento, pero eso nunca fue impedimento para que siguiera su lucha sobre todo en favor de las mujeres, Marjorie las defendió, con su propios recursos asesoraba y apoyaba las denuncias; así fue ganando tanto amigos como enemigos.

No se podía callar ante las injusticias, Marjorie logró junto a su segundo esposo el periodista Leopoldo Zea Salas, conformar la Alianza Sindical, homologar salarios a los obreros que solo ganaban, lo que el patrón les daba, fue una lucha encarnecida por tomar las riendas sindicales en los últimos 10 años, y como era de esperarse Marjorie ganó esa batalla.

No la seguían los problemas, ella los enfrentaba, tenía esa fuerza que pocas mujeres lograban, a pesar de que muchos no compartían sus ideales y sus procedimientos, ella luchaba por lo que pensaba que era lo correcto.

Era Secretaria General del Sindicato de Trabajadores de la Construcción y sufrió un atentado que le quitó la vida.
Los hechos ocurrieron alrededor de las 17:00 horas en el módulo de vigilancia de la colonia 18 de Marzo, donde la también presidenta de la colonia, se encontraba reunida con vigilantes y trabajadores de su sindicato. Hace menos de dos semanas instaló portones para controlar el acceso de personas sospechosas.
Según versiones de los testigos, al lugar arribó un grupo de encapuchados que le dispararon sólo a ella, sin herir a nadie más. Fue trasladada a un hospital de Pemex y luego a una clínica privada, pero falleció en el trayecto.
FAMILIA Y AMIGOS LLORAN SU MUERTE

Este martes la funeraria de la sección 22 recibió el cuerpo en su ataúd al filo de las seis de la mañana, sus hijas así como amigos cercanos recibieron el féretro, mientras sus fieles obreros, su primera línea de batallas esperaban afuera con todo el dolor de perder a su lideresa.

Los arreglos florales llegaron Pepe Yunes, ayuntamientos, sus mismos obreros, colonos de la 18 de marzo, mientras las condolencias las recibieron sus tres hijas, este martes Agua Dulce despertó sin su guerrera del sur.

Marjorie Oropeza Núñez será sepultada en una bóveda familiar en el panteón de la colonia Obrera este miércoles a las 10 de la mañana, sobre la calle Nicolás Bravo, entrara el féretro, si no hay cambios por su familia, se dará una misa de cuerpo presente en la quinta del seminario al filo de las 9, antes podría ser velada en su casa algunos minutos.

Agua Dulce- 2018-08-2817:55:21- C. Augusto Fabre/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO