Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

diariolibertad@nullgmail.com

 Independientemente de que el padecimiento, sea o no grave, agudo o crónico; partiendo de la base de que los enfermos no pueden pensar como sanos y que la obesidad está considerada como tal…

 Sin soslayar que los enfermos son bastante pesados.  Si son crónicos más todavía.  Y si su padecimiento es terminal… ¡Bueno! por algo dicen que el difunto pasó a mejor vida y que está descansando; cuando los que están descansando son los dicientes…

 Sin omitir, que discordantemente muchos en ese trance no quieren morirse.  Se aferran desesperadamente a lo que ellos consideran que es la vida…

 Desde mi muy personal punto de vista, el saber cuándo te vas a morir, debe de ser una bendición.  Dejas todo más o menos en orden.  Y si no tienes nada, pues te vas sin preocupaciones…

 Pero regresemos con la obesidad, enfermedad cuyo primer síntoma -el cuerpo de alguna manera avisa que la enfermedad está en curso- y todas las enfermedades físicas presentan síntomas de conducta alterados; en este caso, es no tener la fuerza de voluntad para no seguir engullendo.  La gula…

 Los que padecen psoriasis, les da por rascarse; los que se resfrían, tosen, etc.  Aunque hay padecimientos que tienden a engordar, en el caso de la obesidad: llámese tiroides, hipófisis o la madre Matiana, lo cierto es que nadie puede subir un kilo de peso, si antes no se lo ha echado entre pecho y espalda…

 “Si los gordos comieran lo que dicen y los flacos comieran lo que dicen, no habría ni flacos ni gordos”.  Independientemente de que los hechos a imagen y semejanza, somos los únicos animales que no comemos por hambre, comemos por horas y de todo…

 Y en el entendido de que nadie puede dar lo que no tiene, razón por la cual El Universo no pudo haber salido de la nada; truquito que ni los Dioses podrían aventarse.  Para la mente humana, sana, es imposible concebir que todo esto salió de la nada.  Aunque a los enfermos esto les queda perfectamente claro, no en balde es omnipotente como sombrero de mago…

 O que salió de una gran explosión.  Que podría explotar si hubiera para dónde explotar.  Pero si no hay nada ¿entonces para dónde explota?  Y luego cuentan que de ese caos posterior  al Big Bang, resultó el perfecto orden matemático que rige El Cosmos…

 Los científicos enterados de la materia hablan de la entropía, que tiene que ver con la física cuántica y el movimiento atómico en el vacío perfecto -que además no puede existir-…

 Es más o menos una “ciencia” parecida a la metafísica, que viene siendo el arte de encontrar un gato negro en un cuarto completamente oscuro; pero sabiendo que ahí no hay ningún gato.  Como diría mi paisano Alfonso Sierra Partida (1918 – ) Algo así; sin embargo hay muchos que dicen que le entienden a estas cosas…

 Pero estábamos con que los enfermos no pueden pensar como sanos, que la obesidad es una enfermedad y que nadie da lo que no tiene…

 Que nos lleva a la pregunta de cómo es que una persona obesa, que evidentemente no puede dominarse a sí mismo; y que no piensa sanamente, puede ejercer un cargo de importancia como para ser vicegobernador de un Estado…

 Como antecedente, tenemos el que en la Antigua Esparta de Licurgo () el más grande legislador de los tiempos, cuando una persona comenzaba a engordar, era automáticamente suspendida de funciones gubernamentales que todos los espartanos debían periódicamente de desempeñar…

 Pues daban  por hecho que estaban comiendo de más; o de otras cosas.  Dado que en esos tiempos, todos los espartanos, incluyendo al Rey, comían lo mismo y en comedores públicos.  Igualito que aquí con los senadores y los diputados, que hasta se quedan dormidos después de las tragazones que se avientan.

 Cambiando de tema…

 Aparte de las broncas en las que está metido El Vaticano -pederastia, lavado de dinero, la rebelión de las monjas chilenas, libertinajes, que además ahora se dan a conocer cuando ya nada es oculto, pero siempre han existido-…

 Aquí en México se le están sublevando al heredero de Norberto Rivera Carrera, cantidad de veces señalado como protector de pederastas, es decir, al nuevo Arzobispo primado de la Ciudad de México, Carlos Aguiar Retes…

 Y la bronca es con los obispos y los párrocos que no están de acuerdo en las reformas que quiere hacer; y menos cuando ni siquiera le  ha preguntado a nadie acerca de los cambios que quiere llevar a cabo…

 Se especula mucho sobre los motivos de fondo y dicen los mal pensados, que son otro$.  Y se apoya la hipótesis porque los párrocos y los obispos son los que reciben directamente la lana, en efectivo y en cheques.  Y si vemos cómo viven, no puede decirse que les va nada mal…

 Parece mentira que a sus años el Cardenal Carlitos no sepa que no se debe nunca pelear, ni con las cocineras, ni con los financieros.

 Ya de salida…

 Por si alguien hubiera tenido el mal pensamiento de que los EE.UU. tuvieron algo que ver con el atentado al Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ya desde la Casa Blanca, el consejero de seguridad nacional John Bolton declaró ante la prensa internacional diciendo que ellos no tuvieron nada que ver.  Aunque no dijo en dónde estaba él a la hora del atentado, para saber si tenía una cortada o no.

 Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.