Con el dictamen definitivo de la Sala Superior del Tribunal del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) que desechó las impugnaciones del Partido Encuentro Social (PES) y Partido Nueva Alianza (Panal) a los resultados del cómputo en los 300 distritos electorales federales, se declaran desaparecidos los partidos políticos Encuentro Social y Nueva Alianza. Con esta determinación se conjuran también los obstáculos para declarar presidente electo a Andrés Manuel López Obrador, retrasada porque el PES impugnó los resultados de los cómputos distritales de la elección presidencial con el propósito de encontrar la vía de conservar el registro, no lo consiguió y a la vez retrasó la entrega de la constancia que acredita a AMLO como presidente de este país. Superado ese escalón el miércoles tendremos presidente electo; gran acontecimiento que oculta otro no menor, pues dejar de mantener dos partidos y a quienes viven de su explotación ya es ganancia.