Viernes contemporáneo

Por Armando Ortiz

Lo advirtió primero Andrés Manuel López Obrador, que en su gobierno no iba a haber lugar para los corruptos. Cuitláhuac García, discípulo del tabasqueño, pregona lo mismo para el estado de Veracruz. Habría que ver qué tan cierto es esto a nivel federal y a nivel estatal. Sabemos que los corruptos no dejan de serlo sólo por cambiar de siglas; muchos traen la corrupción en la sangre porque es lo que mamaron de chicos. Sin principios, sin valores, los corruptos no piden que les den, sino que los pongan donde hay. Vamos a estar pendientes de cómo se desarrolla el próximo gobierno federal y sobre todo el estatal. Sabemos que los corruptos llegarán con piel de oveja, algunos ya se aprestan a abordar el próximo gobierno. A los corruptos les sucederá como la fábula del la rana y el escorpión. Para cruzar el río el escorpión le pide a la rana que lo suba a su lomo para cruzar los dos. La rana le dice que no porque puede ser que a mitad del viaje el escorpión lo pique. El escorpión le dice que eso no es posible, porque si él pica a la rana se hunden los dos. Al final lo sube y el escorpión termina picando a la rana que moribunda le pregunta: ¿Por qué? El escorpión, que también se hunde, le dice que no lo pudo evitar, porque está en su instinto el picar. Así los corruptos, está en su instinto el robar, sin importarles que desacrediten a la rana que les permitió subir en su lomo. ¿Quién será el primer corrupto en el gobierno de Cuitláhuac que caerá?

¿Y si AMLO hubiera viajado en ese avión?, pregunta Luis Cárdenas

La pregunta que plantea Luis Cárdenas no es ociosa: ¿Y si AMLO hubiera viajado en ese avión? Por supuesto se refiere al avión de la ruta Durango-México de la línea Aeroméxico. Con eso de que Andrés Manuel López Obrador dice que piensa vender el avión presidencial, ya hasta se lo ofreció a Donald Trump. La política de austeridad que plantea Andrés Manuel lo abarca también a él, por ello él piensa viajar en vuelos comerciales, ni siquiera en clase premier. Por cierto, uno de los pasajeros que sobrevivió al desastre del avión señaló que por ir en clase premier, tuvo oportunidad de bajar primero, pues la salida estaba más a su alcance. Se pregunta Luis Cárdenas: “¿Qué hubiera pasado si, Dios no lo quiera, Andrés Manuel viajaba en el vuelo comercial que sufrió un percance en Durango hace dos días?, ¿qué pasaba si, toco madera, se venía una tragedia?, ¿de qué tamaño hubiera sido el desastre, el desconcierto para México?”. Tal vez en algunos casos se debería dejar la austeridad para otros rubros y más que lujo, se debería pensar en la seguridad que brinda tener a disposición un avión que estaría siendo revisado constantemente por el personal del hangar presidencial. Si algo le sucediera al presidente de la República, quien sería un viajero frecuente en líneas comerciales, sería una tragedia para México.

En la tercera temporada de “El Chapo”, Conrado Sol evoluciona; ahora es un alfil de Salinas quien le ofrece una ahijada

Desde la primera temporada Conrado Sol, personaje de la serie el Chapo, sufre diversas evoluciones. De ser un empleado que llevaba los zapatos boleados a su jefe en la primera temporada, paso en la segunda a ser secretario de Seguridad Pública del presidente Calderón; por ello se le identifica claramente con Genaro García Luna. Pues en la tercera temporada, que por fin soltó Netflix el día 1 de agosto, un mes después que en los Estados Unidos, Conrado Sol es un alfil de Salinas de Gortari. En el primer capitulo de la primera temporada se ve como Conrado Sol entrega información a Salinas ante la pretensión de Calderón de tumbar a Peña Nieto como candidato del PRI a la presidencia de la República. Cabe mencionar que, aunque algunos nombres están cambiados, no es difícil identificar de quien se trata. Conrado Sol sigue teniendo vínculos con Joaquín el Chapo Guzmán, pero también con el gobierno de los Estados Unidos. Ya sea como García Luna o como emisario de Salinas de Gortari, para Conrado Sol sigue siendo un problema su homosexualidad; hasta Salinas le ofrece una ahijada, Berta Ávila, para guardar las apariencias.

 aortiz52@nullhotmail.com