¡ADELANTE!

Pepe Valencia

Si de veras se pretende gobernar de manera diferente, democrática, honesta y transparente es preciso escuchar a la sociedad. Dialogar con los ciudadanos y atender sus propuestas.

Por ejemplo, que en vez de 50 diputados el Congreso del Estado se conforme con 30, o sea, 21 de mayoría y 9 de representación proporcional. Que se reduzca el número de municipios y ediles y la alta burocracia.

¿Para qué tantos generales? En la mayoría de los ayuntamientos se duplican funciones entre regidores y directores o secretarios. Se pelean entre sí y esto  se traduce en perjuicio de los ciudadanos.

Que no se despida a empleados sindicalizados y de confianza, que se cese a los aviadores, a los que cobran sin trabajar.

Si hay voluntad política, se pueden optimizar recursos y hacer más con menos pero en serio, no sólo en el discurso.

¿Por qué a nivel federal existen 21 distritos en el Estado y en el ámbito local hay 30, más 20 diputados plurinominales? Es absurdo.

Prestigiosos juristas han elaborado un esquema de ahorro del gobierno estatal. Proponen reformar la Constitución del Estado y utilizar  la distritación del INE, con lo cual se garantizaría liberar en 2021, alrededor de 300 millones de pesos.

También proponen revisar la Ley orgánica del municipio libre de Veracruz, con la finalidad de adecuar o recortar el número de regidurías y eliminar mandos medios y altos en las administraciones municipales. Con esto calculan un ahorro de 5 mil 600 millones de pesos a partir de 2021.

Además, se modificaría el convenio de coordinación fiscal, buscando mejores condiciones de asignación de parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.  Los ahorros económicos se reorientarán en los términos del convenio.

Otra modificación que sugieren es en las reglas de operación de Fortaseg Y Fortamun por ser éstos demasiados laxos.

Los abogados que se han abocado al anterior anteproyecto de ley no encuentran la forma de hacer llegar la propuesta  al gobernador electo, Cuitláhuac García, a sus asesores o a los diputados, porque éstos andan muy ocupados en otras cosas tal vez más importantes para ellos.

Sin embargo, se corre el riesgo de que asuma funciones el nuevo gobierno y en lo que los servidores públicos entrantes aprenden se pierda un tiempo valioso en vez de aprovecharse en beneficio de los veracruzanos.

Apoyen y apoyemos a Cuitláhuac y le irá bien a Veracruz, a todos nosotros.