Xalapa- 2018-09-0613:09:16- La coordinadora general de la Red por la Rendición de Cuentas, Lourdes Morales Canales, aseguró que el caso de corrupción de la pasada administración presidida por Javier Duarte de Ochoa, debería ser un caso de estudio para saber atajar las redes de corrupción.

Entrevistada previo a la presentación del documento preliminar “Hacia una Política Nacional Anticorrupción. Bases para una Discusión Pública”, organizado por el grupo coordinador del Sistema Estatal Anticorrupción, explicó que el estudio de estas redes que se tendieron en torno a empresas fantasmas y demás puede ser de gran utilidad para evitar que se sigan presentando este tipo de casos.

En evento celebrado en el Colegio de Notarios de esta capital, si bien dijo que no es el único caso, se volvió simbólico y también emblemático por las distintas circunstancias políticas.

Sin embargo agregó que existen otros casos como el de Chihuahua y Quintana Roo, además de otros más que podrían coincidir en el tema de desvíos de recursos, de simulación y de apropiación de lo público.

Una vez que en el caso de los exfuncionarios de la pasada administración que ahora están en proceso judicial y que a casi dos años del actual gobierno no han sido inhabilitados para ejercer cargos públicos, dijo que al menos en materia administrativa ya tendrían que haberles fincado alguna responsabilidad, lo que recae en la Fiscalía General del Estado.

Cuestionada sobre si la polémica generada por la designación del fiscal anticorrupción en el estado puede afectar su labor, la especialista dijo que es preocupante que tanto en Veracruz como en otras entidades los sistemas anticorrupción tengan más cuestionamientos que resultados y por ello consideró fundamental que se garantice que la designación de sus integrantes sea de manera transparente y con criterios claros.

“Desafortunadamente no es el único caso, lo hemos visto en otras entidades federativas y creo que es una falla de origen, porque los sistemas locales así como el nacional todavía no empieza a dar resultados y ya pueden generar un cuestionamiento”.

Por lo que el nombramiento, en el caso de Marcos Even Torres, tuvo que haber estado blindado y con todas las garantías para las personas que ocupan estos cargos, puesto que “en casa del herrero no puede haber azadón de palo”.

Leticia Rosado / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO