A Alfredo del Mazo, gobernador del Estado de México, no le pinta bien el escenario a futuro pues su gobernación se encuentra franqueada por MORENA, cuya fuerza legislativa adelanta una reducción presupuestal del 30 por ciento en los tres poderes de gobierno. Además, los legisladores de Morena, que serán mayoría en la legislatura de esa entidad, adelantan la instauración de la figura de revocación de mandato, una auténtica espada de Damocles para el Ejecutivo estatal. También desaparecerán el seguro médico para gastos mayores, pago de celulares, vehículos a cargo del presupuesto. Todavía más, el cerco se cerrará cuando entre en operación la figura del Delegado del gobierno federal, que en esa entidad estará personificada por quien fuera candidata al gobierno por MORENA.