Por si acaso…
Por Carlos Jesús Rodríguez

*Lety llama héroes a los 400 pueblos

*“Manuela” le dice vocero al alcalde

NO ES necesario que los alcaldes sean doctos en historia o estén empapados de lo que fue la lucha por la Independencia de la Nación, cómo inició el movimiento, quiénes fueron sus protagonistas más importantes y cuando se firmaron los Tratados de Córdoba, documento mediante el cual se pacta la emancipación del País poniendo fin a casi 300 años de dominio español. Tampoco están obligados a conocer que a pesar de haberse firmado el acuerdo en la ciudad de los 30 Caballeros (fundada en 1618 por 30 notables españoles atosigados por las huestes del Negro Yanga), el arreglo fue rechazado por el gobierno de España, de tal suerte que el reconocimiento de la autonomía mexicana ocurrió hasta el 28 de Diciembre de 1836 (y no en 1821) mediante la firma del “Tratado de Paz y Amistad entre México y España” obligado por la Primera Guerra Carlista que sufría el imperio ibérico, y que buscaba apoyo de los países latinoamericanos sojuzgados. Nadie les obliga a estar enterados de que Córdoba, incluso, fue nombrada así en honor al virrey Diego Fernández de Córdoba, ya que él facilitó los trámites para la fundación. Lo que resulta imperdonable es que teniendo a tantísimo asesor en los que dilapidan miles de pesos en salarios y prestaciones, sigan cometiendo los mismos desatinos de siempre, pues insistimos, nadie les exige o fuerza a ser inteligentes si nacieron como el creador los haya hecho, aunque fuera un cominito de cerebro, sino al menos cuidadosos de las formas y, precisamente la inculta alcaldesa de Córdoba –de quien la sociedad exige su renuncia ipso facto por tanto desorden en la ciudad que ha provocado un sinfín de asaltos, robos, secuestros, extorsiones y asesinatos- puso el ejemplo de lo que es una persona que tiene dinero pero que carece de disposición a la lectura o al desarrollo del intelecto, aunque en Coatzacoalcos no cantan mal las rancheras.

LEA USTED: la ceremonia del Grito de Independencia en la cabecera municipal de la industriosa ciudad comenzó con varios minutos de retraso, porque según la alcaldesa Leticia López Landero alguien le apuntaba con un láser desde los balcones, muy al estilo de Ilich Ramírez Sánchez, mejor conocido como “Carlos el Chacal”, un terrorista venezolano, miembro del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) acusado de múltiples atentados en diferentes partes del mundo, y asesinatos utilizando rifles con láser. Pues doña Lety ordenó que se revisara el frente ya que no deseaba ser víctima de la violencia que no ha logrado contener. Ya luego ambientada por la fiesta, nadie le dijo que Benito Juárez García fue el impulsor de la “Guerra de Reforma” que dio origen a las leyes que consolidaron la República, y que cuando asumió por primera vez el poder (porque pintaba para dictador como lo fue su alumno Porfirio Díaz Mori) ya habían transcurrido 36 años de la Independencia de México firmada en 1821. La alcaldesa, sin embargo, lo incluyó en el listado de los “Héroes que nos dieron Patria y Libertad”, total que uno más que importa. A la señora corregidora de plano le cambio el apellido de casada y la llamó Josefa Ortiz De Antúnez (acaso enterada de los devaneos que sostuvo con Ignacio Allende, en vez de llamarla de Domínguez que era el apellido de su esposo el “astado” Miguel Ramón Sebastián Domínguez Alemán, “Corregidor” de esa época). A los Niños Héroes, aparte de combatir en la batalla de 1847 – durante la Guerra mexicoamericana-, la señora Presidenta, también, los invocó como héroes de la Independencia, por lo que seguramente combatieron entre 1810-1821, lo que permite deducir que ya no eran tan niños cuando lo hicieron en el Castillo de Chapultepec sino bastante grandecitos y con pelo en el pecho. Pero el colmo fue cuando en pleno éxtasis gritó a todo pulmón: “Vivan los 400…” lo que provocó un inmediato silencio de las autoridades que le rodeaban, no así del pueblo que a carcajadas y gritos le preguntaban: ¿los 400 qué…Lety? ¿Los 400 pueblos?. Ya para entonces las burlas del respetable indujeron a que olvidara gritar el consabido: “Viva México” y de paso, ante la presión por tanto y semejante disparate, ya no tocó la campana.

INSISTIMOS, nadie está obligado a conocer la historia pero, caray, los asesores dónde andan, y otro caso fue Coatzacoalcos que el domingo, durante el desfile alusivo al inicio de la “Guerra de Independencia”, en la leyenda colocada a espaldas de quienes presidieron la marcha, entre otros el alcalde, se leía: CXVlll aniversario del inicio de la lucha de Independencia (o sea, hace apenas 100 años, lo que casi coincide con la Revolución Mexicana), y en el mismo estrado, cubriendo la mesa del presídium decía ya correctamente: “Desfile Cívico Militar Conmemorativo al CCVlll Aniversario de la Lucha de Independencia de México”. Peor aún, en un boletín de prensa redactado por el “sesudo” director de Comunicación Social de origen michoacano, Joel Alejandro Arrellano -impuesto por Rocío Nahle García, la poderosa Senadora y futura Secretaria de Energía con ínfulas de cacique-, se lee: “Gobierno de Coatzacoalcos. Teniendo como objetivo principal la sana convivencia y la unión familiar, el gobierno colaborativo que encabeza Víctor Manuela Carranza Rosaldo, recordó ante sus habitantes el inicio de la independencia de nuestro País”. Y uno se pregunta: ¿algo le sabe el michoacano al alcalde sureño o solo se lo dice al tanteo, o simple y llanamente, así se llevan?. Porque por menos de eso, un ineficaz jefe de prensa como el defendido por Nahle, ya lo hubiera puesto de patitas en la calle un alcalde con cierto poder, pero en Coatzacoalcos, por desfortuna, él no gobierna sino la síndica, y lea usted.

OTRO SAINETE ocurrido en el antiguo Puerto México fue relatado por Emiliano Villa en Facebook bajo el título: “Morena de desmorona: Corrupción y Grilla acaban con el proyecto de Nación de AMLO en Coatzacoalcos”, y explica que el día de ayer (sábado) el Secretario del Ayuntamiento, Miguel Pintos le instruyó a la Síndica Yazmín Martínez a nombre del alcalde que “No participaría en el protocolo de entrega del lábaro patrio, a pesar de haber sido practicado unas horas antes por ella y el alcalde”. Ante esta situación la Síndica se dirigió molesta a Víctor Carranza para confirmar la postura del secretario del Ayuntamiento Miguel Pintos (que dicho sea de paso les informamos, es el dueño de la compañía constructora que ganó la licitación por más de 60 millones de pesos de la construcción del proyecto del parque, y que además su amante la C.P. Yolanda Sagrero (eso dice el escrito en Facebook) desvía mensualmente cientos de miles de pesos para su universidad UPC, y para que les alcance esta quincena se disponen a despedir a más de 800 trabajadores de confianza para no pagarles aguinaldos”. Agrega que “Víctor Carranza desmintió lo dicho por Miguel Pintos Guillén, quien ya es muy conocido por ser un servidor público elitista, misógino, que no atiende a la ciudadanía porque le dan asco los pobres y solo le interesa el dinero porque llegó a robar” y se pregunta el autor del texto: “¿Si no fue Carranza quien dio la instrucción, a quién obedece Pintos? ¿Qué figura está por arriba de Carranza que Pintos no dudó en obedecer?” y concluye: “así como va este gobierno morenista no aguanta otra elección. Si el PRI ya apestaba, Morena se empieza a descomponer por la ambición de unos y la anticipada carrera al 2021 de otros. Mientras, la aún senadora Rocío Nahle disfruta el gran poder que ejerce sobre los aprendices de políticos que la rodean ambiciosos”, y no anda tan errado ya que mientras AMLO come en fonditas para demostrar que hay austeridad, Rocío y su grupo se apersonan en el selecto restaurante “Trocadero” cuyas cuentas sí que son bastante caras. OPINA carjesus30@nullhotmail.com