Cuando un jefe del Estado Mayor de la 26a Zona Militar de la Secretaría de la Defensa Nacional, Adalberto Sergio Rojas Miras lo es, comunica la participación de la policía militar para “reforzar la vigilancia” en Xalapa, Poza Rica, Papantla, Orizaba, Córdoba y Fortín debemos creerle, más aún si los califica como “focos rojos”. Ese diagnóstico lo conocemos todos en la entidad, aunque se queda corto porque Coatzacoalcos, Veracruz-Boca del Río, Acayucan y municipios vecinos también deben figurar entre los municipios con mayor elevada incidencia en delitos de alto impacto. Si bien causa alivio ese reforzamiento de la policía militar a las fuerzas estatales de seguridad ojala lo extendiera hacia mayor porción territorial de la entidad.