Por Angeheca

No cabe duda que la explosión demográfica nos lleva a competir cada vez más por las pocas fuentes de ingreso que nuestro municipio nos ofrece. Y aunque el campo es nuestro mayor motor económico, hay más opciones para detonar la economía.

El sendero para llegar a Texolo a través de la localidad “progreso”, popularmente llamada Santa Rosa es un recorrido maravilloso que ofrece  paisajes restauradores, sonidos sincronizantes y aromas exóticos, que se ofrecen a todo aquel que lo camina sin menoscabo de la historia que guarda.

Desafortunadamente no parece estar en las prioridades de las administraciones municipales. En la administración pasada un buen tiempo estuvo semi bloqueada por un desprendimiento de arena que impedía el paso a personas con cierta dificultad de movilidad y presentaba un peligro para todos. En una administración anterior había un socavón enorme que amenazaba con el desprendimiento de parte del sendero que literalmente quedó colgando. En ambos casos pasó mucho tiempo para que a ambos desperfectos se les diera atención, cuando debería ser una prioridad para alentar a que turismo venga, disfrute y haga una derrama económica.

De nuevo se ha presentado una situación similar, varios árboles caídos bloquean casi en su totalidad el sendero a la altura de las escaleras para empezar a bajar al puente. Esta situación lleva varias semanas y sólo algún buen ciudadano derramó algunas partes para poder atravesar con mucha dificultad.

Ni hablar del chapeo o limpieza que es escaso, ni siquiera para las pasadas fiestas se limpió o se pusieron botes de basura. Es un recorrido que sólo pierde plusvalía por el desinterés de darle mantenimiento ya que la riqueza natural es invaluable.

********
Muy mal se ve el área de comercio al permitir el bloqueo el acceso a la calle “Zaragoza” los domingos para el tianguis. Sin conciliación con los vecinos el Ayuntamiento propicia la obstrucción de la vía pública bloqueando el flujo vehicular y obligando a los vecinos de  esa calle a dar una vuelta enorme para poder salir.

En esa calle hay varias personas con enfermedades que en algún momento pueden tener una emergencia y el hospital que pudiera estar a 2 cuadras, se convierte en un trayecto de casi 2 kilómetros pudiendo poner en  peligro la  vida de alguien en algún caso. El Ayuntamiento, otra vez, muestra la nula capacidad de acercarse a dialogar y tomar decisiones sin consultar a quienes debiera beneficiar, la población.

******
“Desde Teocelo” observamos que el Ayuntamiento trabaja conjuntamente con la iglesia católica a la cual le ha dado mantenimiento arreglando el atrio y con la pintura de la fachada para el mejoramiento de la imagen urbana, en ese sentido el salón parroquial es un excelente espacio para resguardar a los comerciantes que vienen dignamente a ofrecer sus productos y llevar el sustento a la familia.

Y si hubiera una negativa para facilitar dicho espacio, la explanada del parque puede funcionar también para ello. Opciones hay, sin embargo se debe conciliar con los distintos actores para llegar a acuerdos y mostrar así progreso, no económico, sino de conciencia. Hacer el bien sin mirar a quién.