Pudiera ser muy críptico lo que asegura Andrés Manuel López Obrador sobre que no meterá a la cárcel a “famosos” por efectos de impacto espectacular pero deja en lo “oscurito eso de que “hay procesos en curso y no vamos a ser absolutos, vamos a representar al Ejecutivo, el Legislativo va actuar con independencia, lo mismo el Judicial, pero políticamente, queremos ver para adelante, no para atrás”.  Si bien deja un halo de preocupante impunidad con eso de no barrer para atrás, la rendija pudiera dar luz sobre el Poder Legislativo al cual daría la ocupación de denunciar los malos manejos reportados por la ASF, haciendo el papel del “malo”. No es mera especulación pues Mario Delgado ya mandó aviso a Rosario Robles sobre su posible presentación ante el pleno cameral, lo cual podría ser una primera llamada.