“El idealismo es lo que precede a la experiencia, el cinismo es lo que le sigue.” – David Wolf.

 

Una de las razones por las que a Veracruz le ha ido en los últimos años como dirían los abuelos “en feria” es por el nivel de valores que su sociedad convierte en permisibles.

Su sociedad ajena a una moral más arraigada como en la zona centro del país, abrió la puerta para que gobernantes sin escrúpulos hicieran de la función pública el baluarte de su riqueza y zanjaran un abismo de rezago social incalculable.

De esta manera encontrarnos en los medios de circulación nacional con notas como la que describió El Universal bajo el título “Tráiler arrolla y mata a 3 durante rapiña en Veracruz” son la confirmación de que el “cinismo” en Veracruz no se conoce, o simplemente no tiene medida.

Como nos podemos explicar que tres personas perdieran la vida, mientras robaban mercancía de un tráiler accidentado en una autopista de Veracruz.

La tragedia sucedió cuando fueron atropellados por un camión de carga que se quedó sin frenos e ingreso a una trampa de grava instalada en paralelo a la autopista.

Sumado a la tragedia una cuarta víctima más quedó herida.

Esta casualidad producto de la causalidad provocada por el origen de un ilícito, tuvo lugar en la autopista Esperanza-Ciudad Mendoza, a la altura del municipio de Maltrata, donde este segundo tráiler se quedó sin frenos al descender de las curvas a la altura del kilómetro 234.

Al lugar llegaron docenas de saqueadores (ladrones) quienes ya han convertido la desgracia humana en modus vivendi, de tal suerte que comenzaron a recoger los productos de limpieza que transportaba la unidad.

Como “karma” a los pocos minutos un segundo tráiler se quedó sin frenos, ingresó a la rampa de frenado y arrolló a cuatro saqueadores.

Al instante tres personas murieron en el lugar de los hechos. La cuarta víctima quedó gravemente herida y fue enviada al Hospital de Río Blanco para su atención.

Por increíble que parezca, un grupo de saqueadores siguió vaciando el primer tráiler, mientras otras personas encolerizados golpearon al chofer de la segunda unidad que ocasionó las muertes –por accidente-.

El nivel de cinismo que demostró la población envuelta en este penoso incidente no tiene límites, de entrada, nada tenían que hacer en la trampa de grava, segundo, el evento y muertes provocadas fue ocasionado por un accidente, razón por la cual su proceder no tiene un ápice de justificación.

Por el contrario, donde deberían estar es en la cárcel, por rateros consumados y ahora por viles y violentos saqueadores.

De no ser por la llegada de la Policía Federal y paramédicos de Capufe, seguramente las victimas hubieran incluido al chofer que habría sido linchado por esta turba de estúpidos inconscientes que con nada justifican su proceder.

Pero como decíamos, el “cinismo” en Veracruz no se conoce.

Ahora resulta que los suegros de Javier Duarte reclamaron ante un juez federal el descongelamiento de sus cuentas bancarias, argumentando que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ya invalidó la norma que permitía este tipo de aseguramientos sin orden judicial.

Sin tapujos, sin vergüenza, sin una mínima muestra de respeto a la sociedad, María Virginia Yazmín Tubilla y Jesús Antonio Macías Yasegey presentaron una denuncia por el incumplimiento de la Procuraduría General de la República (PGR) con la declaratoria general de inconstitucionalidad del artículo 242 del Código Nacional de Procedimientos Penales (CNPP).

Ahora el juez décimo de distrito en amparo penal de la Ciudad de México, Patricio Leopoldo Vargas Alarcón admitió a trámite la denuncia de los padres de Karime Macías, a quienes les congelaron sus cuentas en una indagatoria por defraudación fiscal.

Resulta ser que hace dos años, la PGR aseguró a Tubilla las cuentas 60-505171537, 60-505171537 y 60-505171537 en Banco del Bajío, y a Macías las número 60-505171540 y 60-505171540 en Banco Santander y 91390230201 en Banco del Bajío, en la carpeta de investigación FED/SEIDF/UEIDF-VER/691/2016.

Por desgracia para los veracruzanos o por suerte para estos descarados, el 15 de marzo pasado la SCJN invalidó la facultad de las Procuradurías para congelar cuentas a los indiciados en una investigación, la cual estaba prevista en el apartado del CNPP antes mencionado.

De acuerdo con el recurso del matrimonio Macías Tubilla, el pasado 25 de junio se publicó la sentencia de la SCJN en el Diario Oficial de la Federación y a partir de entonces debían quedar sin efectos los aseguramientos, lo cual no se ha cumplido en su caso.

Según dio cuenta el Diario Reforma, en la nota del reportero Abel Barajas bajo el título “Reclaman cuentas suegros de Duarte” insertada en la página 4 de la sección nacional, la defensa de los suegros del peor gobernador de la historia de Veracruz afirmaban en un documento que “Como podrá observar su señoría, en la especie, la autoridad responsable ha incurrido en un incumplimiento a la declaratoria general de invalidez del artículo 242 del CNPP, pues ha sido omisa en ordenar de la liberación de las cuentas aseguradas, que en principio fue ordenada sin autorización judicial, violando en consecuencia la esfera jurídica de los suscritos”.

El juez de amparo notificará a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales el recurso presentado por los quejosos y en caso de que descongele las cuentas, de todas formas, el Ministerio Público tendrá la posibilidad de solicitar su aseguramiento a un juez federal.

El defensor de los suegros del ex Gobernador de Veracruz, Enrique Ostos Garza, consideró que ya no existe una justificación jurídica para mantener inmovilizadas las seis cuentas bancarias de sus clientes.

A no pues disculpen ustedes…

Solo faltará que los veracruzanos debamos ofrecerles una disculpa pública a estos desgraciados, por el proceder en su contra de parte de la autoridad, cuando a todas luces se sabe, que, de vivir en la banca rota, pasaron a exhibir una inconmensurable fortuna.

Vaya grado de desvergüenza y cinismo juntos.

¿Qué más faltará?

Si los rumores que han corrido como pólvora en las redes sociales resultan ciertos, ahora no en muy lejano tiempo, habrán de otorgarle prisión domiciliaria a un trastornado mental que corre el riesgo de atentar contra su vida, hágame usted el rechingado favor.

En verdad piensa la autoridad que los veracruzanos habremos de tragarnos el cuentito de que el ex mandatario estatal se puso “loquito” como en su momento le hubiese pasado a Carlota de Habsburgo ante la pérdida del poder, la derrota y fusilamiento de su amado Maximiliano y el inminente “destierro”.

¡No… pero para nada!

Quien no conozca el nivel de “cinismo” con el que estos sujetos operaron simplemente podría caer en el garlito, pero para el grueso de la población, esta patraña más es parte del show montado por estos facinerosos para huirse con el botín de su larga cadena de fechorías.

La pregunta será ¿hasta cuándo habremos de tolerar, lo intolerable?

 

 

Al tiempo.

 

astrolabiopoliticomx@nullgmail.com

Twitter: @LuisBaqueiro_mx