En los primeros días de diciembre el nuevo gobierno lanzará las licitaciones para perforar pozos petroleros y construir la nueva refinería en Tabasco, como parte del rescate de la industria de hidrocarburos, anunció el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

En conferencia de prensa ayer, jueves, informó que el crudo que se extraiga se destinará a la producción de combustibles. Durante su campaña anunció que a la mitad de su sexenio México dejaría de comprar gasolinas en el extranjero y que no habrá gasolinazos.

Anunció que el plan será presentado mañana a empresarios petroleros que trabajan en exploración y explotación de pozos, en una reunión privada en Villahermosa, Tabasco.

Tenemos que levantar la producción en poco tiempo, después de que, recordó, se frenó la explotación petrolera y por eso declinó la producción, y ahora se extraen un millón 850 mil barriles al día de petróleo, lo mismo que hace 40 años.

López Obrador sostuvo que se requerirá la experiencia de las empresas, sobre todo nacionales, que deben irse preparando, porque vamos a lanzar las licitaciones.

Con información de LaJornada