Viernes contemporáneo

Por Arando Ortiz

Para muchos maestros fue vergonzoso el circo montado por la rectora Sara Ladrón y Cuitláhuac García en el Foro por una Educación de Calidad. Y es que cuál no sería su sorpresa cuando se dieron cuenta que los protagonistas de dicho evento fueron los mismos líderes charros del SNTE. Eso no libró a Lázaro Medina de una terrible rechifla. Por cierto, para cientos de maestros Cuitláhuac García se vio mal rescatando del abucheo al líder pues siempre se ha considerado como un personaje que abandonó al magisterio; hasta parece que el próximo gobernador quiere dar respiración de boca a boca a la moribunda Sección 32. Fueron varias las organizaciones sindicales las que se quejaron por el trato de segunda que les dio la encargada del evento, la maestra Violeta Abreu, quien no pudo controlar el mismo, pues al sólo integrar como sus apoyos a personal del Equipo Político del SNTE, ella sola se saboteo. Violeta Abreu al parecer se hizo presentar como coordinadora general del evento por el maestro Gustavo Moreno Ramos, y al parecer, con toda intención de sabotear al resto de los representantes magisteriales, los citó a las 11:00 horas, cuando el evento inicio a las 10 30. ¿Y quién es Violeta Abreu? Ya les diremos cuando la investiguemos.

¿Cómo callarle el hocico a Cuauhtémoc Blanco? De los 373 mil votos que le dieron la gubernatura, Morena aportó 217 mil y el PES sólo 75 mil

Cuauhtémoc Blanco dice que él no ganó el gobierno de Morelos gracias a Andrés Manuel López Obrador, Cuauhtémoc dice que él ganó por méritos propios; lo ganó por su gran carisma. ¿Cómo taparle la boca a este hablador? Pues mostrándole los resultados de las elecciones en Morelos, los votos fríos que lo hicieron gobernador. Cuauhtémoc Blanco ganó la gubernatura con 373 mil 600 votos, lo que representó el 52.4% de la votación total. De esos 373 mil 600 votos, 217 mil 578 los aportó Morena, 80 mil 208 los aportó el Partido del Trabajo y sólo 75 mil 814 los aportó el Partido Encuentro Social. De modo que, si como dijo Cuauhtémoc Blanco, él hubiera ido sólo con el PES en la elección a gobernador de Morelos, habría quedado en cuarto lugar. De modo que el exfutbolista tepiteño debería dejar de decir que la gubernatura se la debe a su carisma y a su manera como gobernó la ciudad de Cuernavaca. Fue el efecto AMLO, como sucedió en todos los estados donde ganó Morena, lo que le dio el triunfo. Pero Morena se merece tener que lidiar con Cuauhtémoc Blanco, lo merece porque en su apertura y su perdón aceptaron a lacras como el exfutbolista que según reportes periodísticos no sólo tiene ligas con el narcotráfico, sino vínculos con exduartistas.

Diana Santiago, hasta los más güeros quieren ser morenos

Diana Santiago Huesca renunció al PRI, partido del que sacó mucho provecho, porque no la incluyeron en la lista para regidores de Xalapa. La expresidenta de Padres de Familia le dejó mentada la madre a los priistas y emigró a Boca del Río: “(Del PRI) han surgido grandes políticos mexicanos que han hecho mucho por nuestro país, pero del que también tristemente han nacido grandes hampones”. En Boca del Río se pasó a la izquierda donde también buscó que la tomarán en cuenta, pero no tuvo suerte. En el reciente Foro de Consulta por la Educación Diana Santiago se acordó que era maestra y se presentó en el lugar para dejarse ver y para sacarse selfies con los personajes importantes. Alcanzó a tomarse una selfie con Esteban Moctezuma Barragán y la subió a sus redes: “Definitivamente tendremos un excelente Secretario de Educación en México. Bienvenido a Veracruz Lic. Esteban Moctezuma Barragán!!!” A ver cuánto le dura el gusto por la selfie a Diana, a ver si no sale ignorada y en una de esas también les deja dichas sus cosas a los morenos y se pasa a otro partido o de plano se va del país.

 aortiz52@nullhotmail.com