La actual administración ya no venderá ninguno de los bienes recuperados o decomisados por los actos de corrupción de exfuncionarios del gobierno de Javier Duarte de Ochoa

Así lo afirmó el gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares, quien refirió que quedarán para el mandato de Cuitláhuac García Jiménez que decidirá qué hacer con ellos. De paso calificó como tonterías la afirmación del priista Héctor Yunes Landa, al pedir que se pusiera fin a la venta de garage de los bienes de Veracruz y pidiera licencia.

Comentó que ni siquiera se venderán los dos departamentos de Boca del Río cuya venta se proyectaba destinar al fideicomiso del 2 por ciento al hospedaje, los cuales según los medios de comunicación pertenecieron a Dominga Xóchitl Tress Rodríguez, ex directora de espacios educativos.

“Habíamos pensado vender algunas casas, incluso yo comprometí con el fideicomiso de promoción al Turismo la venta de alguna de las casas que recuperamos en Boca del Río para aportarlo y que no se quedara sin recursos.

“Entregamos 50 millones de pesos al fideicomiso que ya se aplicaron, sin embargo determinamos que ya no era prudente (la venta de las casas)”, señaló el gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares.

En la ronda de preguntas con la prensa tras la Segunda Reunión del Comité Ciudadano Entrega y Recepción detalló que “ahí están todos los bienes recuperados” tanto muebles como inmuebles, apuntando que hay helicópteros, obras de arte, edificios, departamentos y terrenos que quedaron registrados a nombre del gobierno del Estado en la Dirección de Patrimonio.

 “No se ha vendido ningún bien, todos son propiedad de los veracruzanos y están debidamente registrados (…); la casa de Tlacotalpan ahora es un museo, la casa de El Faunito se entregará el día 9 en comodato al Conacyt”, adelantó.

Igualmente, el Ejecutivo calificó como una “tontería” la declaración del diputado federal del PRI, Héctor Yunes Landa, quien consideró que debe de pedir licencia criticando la enajenación de bienes que está realizando al final de su administración.

Luego de que el Congreso de la Unión aprobó un exhorto para que se abstenga de realizar venta de bienes del Estado al final de su administración, el Ejecutivo reiteró que solo subastaron chatarra.

 “Hemos enajenado chatarra, literalmente chatarra en un proceso que inició en enero de 2017 con la elaboración de un inventario en todas las dependencias públicas. Posteriormente se hizo un dictamen de cada uno de los bienes que era chatarra de maquinaria, de vehículos; el dictamen lo hicieron peritos autorizados de cada uno de los bienes.

 “Con esto acudimos al Congreso del Estado, que autorizó sin votos en contra que se vendieran estos bienes desde febrero de este año y se procedió a realizar una subasta pública a venderlos. No hay absolutamente nada irregular, ni son bienes que fueran útiles para el Estado, lo que estamos haciendo es limpiar de chatarra”.

Xalapa- 2018-09-2517:09:30- Jesús Ruiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO