Ingenieros avalaron el miércoles la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, Estado de México, pese a deficiencias del suelo, problema aviar y alto costo de mantenimiento. que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, ha dicho someterá a una consulta popular antes de tomar una decisión definitiva sobre si continúa con la obra.

En conferencia de prensa, los representantes del Colegio de Ingenieros Civiles, de la Academia de Ingeniería de México y de la Unión Mexicana de Asociaciones de Ingenieros, expusieron sus puntos de vista tras analizar “los pros y contras” de mantener el proyecto en ese lugar, o bien cambiarlo a la base aérea militar de Santa Lucía, como originalmente proponía López Obrador.

El presidente del Colegio de Ingenieros de México, Ascensión Medina, dijo en una rueda de prensa que el recinto en Santa Lucía no tiene las características para convertirse en un centro de alcance regional y no representa una solución a largo plazo a la saturación del actual aeropuerto.

En las próximas semanas se esperan otras opiniones, como la del IMCO, así como del Consejo Coordinador Empresarial y una asociación internacional de aeronáutica civil.

Javier Jiménez Espriú anunció este miércoles que la información se subirá a la página de Internet donde se han colocando todos los datos de las dos opciones para el NAIM.