Los Políticos

Salvador Muñoz

Si no pasa nada, el 11 de noviembre el PAN estaría eligiendo a su próximo dirigente nacional. Y si no pasa nada, todo estaría encaminado a que quien lleve las riendas de este partido sea Marko Cortés haciéndole segunda Héctor Larios. Insisto: si no pasa nada, porque aunque se habla de que ya hay acuerdos, falta lo que diga Manuel Gómez Morin, nieto del fundador del blanquiazul, quien también alzó la mano. Junto con la renovación nacional, igual han de venir las estatales, entre ellas la de Veracruz, y al menos en la aldea, la cosa de pone interesante…

II

Aun cuando El Chapo Guzmán Avilés no ha dicho “esta boca es mía”, no han faltado los que intentan proyectarlo para que asuma la dirigencia del PAN en Veracruz, entre ellos su propio hermano Jesús, quien hace dos meses más o menos, en redes sociales, digamos que “lo destapó”, aunque el “pelícano” (¿o cómo se les dice a los de cabello blanco?) haya dicho que ni estaba enterado, pues seguía y sigue como titular de Sedarpa…

Por supuesto, además de don Joaquín, está Pepe Mancha, a quien no le desagrada la idea de repetir como dirigente. Y de ahí pa’l real, no he escuchado a otro que alce la mano.

Esto nos lleva, como algo natural en cualquier contienda, a que los grupos ¡se reagrupen! y así tendríamos junto con el Chapo, al clan de los Yunes (Cha-Yu). Por otro lado, junto con Pepe Mancha estaría jalando el senador Julen Rementería… bueno, dicen que ya vienen trabajando juntos desde hace rato…

Por otro lado, baste recordar la ausencia del Senador en esa reunión de “Chiquiyunes” con los diputados federales y la senadora Indira Rosales. Por cierto, la repercusión de esta alianza Mancha-Julen (Man-Ju) estaría en el Congreso local con Bingen Rementería, que si bien no deja de ser parte de ese tridente porteño, es posible que la filia o la sangre le gane a la hora de tomar una decisión contraria a la de sus dos compañeros de la zona conurbada.

¿Y dónde dejamos a Enrique Cambranis?

III

Enrique Cambranis ha de jugar sus barajas con cuidado si es que quiere reposicionarse después de estar alejado un rato de la grilla. Veamos porqué.

Hasta hace un año, bajo el proyecto de un triunfo del PAN, hay quienes perfilaban a Omar “el Cariño” Miranda para impulsarlo como coordinador de la Jucopo hasta que apareció Enrique Cambranis. Ahora, tras los resultados electorales, se trata de ser el coordinador de la bancada azul y las fichas se movieron.

Para algunos, el candidato natural para ello tendría que ser Sergio Hernández por la labor que viene desarrollando en la Jucopo actualmente. Sin embargo, para otros, consideran que trae un desgaste natural que implica dejar pasar a otro. Es ahí donde entra Juan Manuel de Unanue, quien cuenta con buena imagen, trato conciliador, respetuoso… el asunto es ¿dónde dejamos a Enrique Cambranis? Tanto Man-Ju como Cha-Yu le pueden ofrecer lo mismo: La coordinación de la bancada… en una de ésas, Enrique se convierte en el fiel de la balanza…

IV

A ello sume el camino que decida tomar el grupo de Víctor Serralde, que se quiera o no, sabe hacer su roncha y si bien hablan de un distanciamiento entre los Yunes y él, habría que ver qué papel desempeñó durante el “manchismo”…

Lo cierto es que Enrique Cambranis, con o sin renovación de dirigencia de por medio, tendrá una competencia muy dura con la nueva generación de panistas como Juan Manuel de Unanue y Sergio Hernández, y si se descuidan, hasta Omar “el Cariño” Miranda… ah, y una cosa más, el panismo (con todos sus grupos) sabe lo que es ser oposición, incluso, hasta dentro de su partido… cuando se acerque el tiempo de la renovación de la dirigencia, lo verán.

smcainito@nullgmail.com