Seis votos contra uno de los integrantes del Tribunal Superior Electoral de Brasil decidieron el vetó a la candidatura presidencial de Luiz Inácio Lula da Silva, por haber sido condenado a prisión acusado por delitos de corrupción, esto a pesar del enorme respaldo popular a su candidatura y que su partido, el PT se empeña en postularlo, pero el líder brasileño está inhabilitado legalmente y se duda puedan revertir la decisión del Tribunal. Pues, como el propio Lula inició en 2010 siendo presidente: “toda persona con una condena confirmada en segunda instancia tiene impedido postular a cualquier cargo electivo”. Un soplo caliente le llega a Lula desde Venezuela: “… La oligarquía del continente pretende acallar la voz de una nación y de quienes hemos decidido ser libres ¡Fuerza Brasil! ¡Somos millones de Lulas!”, pero es de Nicolás Maduro, a quien Lula quizás le responda “no me defiendas compadre”.