De los 9.6 millones de adultos mayores que hay en el país, 49% recibe una pensión no contributiva, es decir, de programas sociales como 65 y más u otros programas asistenciales a nivel federal o estatal, indica la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

En su estudio “Ingresos y gastos del adulto mayor en México: la importancia de las pensiones” expone que de las 4.7 millones de personas que reciben una pensión no contributiva, 59% son mujeres (2.8 millones) y 41% son hombres (1.9 millones de personas).

Por otro lado, 31% de la población de adultos mayores recibe una pensión contributiva, es decir, percibe recursos de alguna instancia como el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Petróleos Mexicanos (Pemex) o de la Comisión Federal de Electricidad.

Destaca el hecho de que hay más hombres que mujeres que obtienen este tipo de pensión, pues ellos representan 60% y las mujeres 40 por ciento.

En general, en el país hay 7.1 millones de personas de la tercera edad que reciben una pensión, ya sea contributiva o no contributiva, donde 52% son mujeres y 48% son hombres.

Con información de ElEconomista