Morena aplicó la aplanadora en la Cámara de Diputados, al avalar un punto de acuerdo para pedir que se frene a nivel nacional la evaluación docente hasta que se concrete la contrarreforma educativa.

“La Cámara de Diputados del Congreso de la Unión exhorta respetuosamente a los titulares del Poder Ejecutivo federal, de la Secretaría de Educación Pública, en particular a la Coordinación Nacional del Servicio Profesional Docente, al Instituto Nacional para la Evaluación Educativa y a las autoridades educativas de todas las entidades federativas a suspender de manera inmediata e indefinida los procesos de evaluación para el ingreso, promoción, reconocimiento y permanencia, así como cualquier procedimiento sancionatorio, hasta en tanto sea revisado y en su caso reformado el marco normativo que rige dichos procedimientos”, destaca el punto de acuerdo.

Los morenistas subieron a tribuna para respaldar el punto de acuerdo: “¡Va a caer, va a caer, la reforma educativa va a caer!”, gritaban.