Opiniones y Comentarios
Julio Ricardo Blanchet Cruz
diariolibertad@nullgmail.com

Con relación al VI Informe de Gobierno que desde las oficinas federales presentó Alicio en el País de las maravillas; toda vez que no nada más de promesas vive el Pueblo, eso de “Palacio de Gobierno” debe quedar atrás para que se note que algo va cambiando hacia lo que promete ser una curiosa República presidencialista…

Pero ora sí que el citado Informe, regresando al tema, fue emotivo hasta las lagrimas; cuando menos de sus siempre fieles hijas y suertudas hijastras.  Además de que fueron aderezadas con los pucheros de su cónyuge ante dios y sus representantes, que se vieron tan falsos como la cara dura que puso en TV con lo de la compra de la Casa Blanca con sus ahorritos…

El caso es que a la exitosa despedida del Poder, de las transas, la lana y todo lo que ello conlleva -llevada a cabo con el inconfundible sello priísta- a la que acudieron todos los gobernadores, entre ellos el interino de Chiapas, que anda alocado como cascabel; secretarios, amigos, allegados y en fin, todos los que tuvieron cabida en las instalaciones; cuyos históricos muros nunca vieron una mejor charada…

Ya que poco faltó para que Alicio interviniera y les dijera que ya no aplaudieran.  Contrario a aquella ocasión en que se le escuchó decir que ya no le aplaudían.  Pues ¡no!  Ahora las cosas fueron diferentes…

Unos llegan con el aplauso y se van con la rechifla, en el mejor de los casos; y otros llegan sin aplausos y correteados hasta los baños y se van entre verdaderas ovaciones…

La actuación de Peña Nieto fue de Televisa -quien entre gaviotas anda, a mentir se enseña-.  Pues ya teniendo el copete, solo le faltó la guitarra y aventarse “El Rock de la Cárcel”.  De la que se libró, dicho sea solo de paso, gracias al amor y paz; y a la amnistía que el Electo les ha concedido a todos por igual…

No anda repartiendo besos como el “poetizo” de Sicilia, porque dios es grande y su investidura no se lo permite; pero si por él fuera, el mundo sería maravilloso; casi igual al de VI informe…

Pero ya metido en la jaula de las alimañas, cuando llegue el momento de legislar sobre la interrupción del embarazo; habrá necesariamente de contrapuntearse con alguno de los dos bandos…

Aunque puede salirse del atolladero diciendo que como él gobierna con el Pueblo, y para el Pueblo, habrá de consultar sobre lo que será un espinoso tema…

El caso es que a tal grado llegó la charada; que cuando el Pueblo se volcó al Puerto de Veracruz -bueno, bueno, no todos; pero sí muchos- para despedir a Don Porfirio (1830 – 1915) el dictador oaxaqueño sin cuya presencia en la vida nacional México no sería el mismo…

Pues fue una pastilla de clorato en comparación a la despedida que se auto-dio el propio Alicio; quien absolutamente carente de autocrítica, se echó flores e incienso que fue un contento, es decir, sin recato alguno…

Ignorante de que la Historia lo recordará por corrupto; todavía se puso a defender la Reforma Educativa, cuando el Electo ya le dijo en su cara que la va a echar para atrás.  Pero hubo más…

Dijo que gracias a las acciones de gobierno se había disminuido la violencia; que había mejorado la economía; y poco faltó para que dijera que el gas, la luz, la gasolina y los servicios habían disminuido…

Y así como previamente había declarado que estaba convencido que los estudiantes de la normal de Ayotzinapa habían sido incinerados; de igual forma dijo estar convencido de que el fortalecimiento de las policías locales es indispensable para un auténtico Estado de Derecho.  Aunque dada la globalización no se supo de qué país hablaba…

Solo faltaron los soldados naipes, el conejo con lentes y el gato de la enorme y maquiavélica sonrisa con el narguile -la pipa de agua que algunos dice que era con mota- para que se completara el cuadro del País de las Maravillas…

La exitosa novela del género sinsentido que publicara en 1865 Charles Lutwidge Dosgson (1832 – 1898) con el seudónimo de Lewis Carrol, cuyo nombre original es “Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas”.

 

Y sin mucho cambiar de tema…

Dicen, ya saben quienes, que México posee un capital enorme para convertirse en una potencia mundial del turismo religioso a nivel nacional e internacional.  Y uno piensa que lo que quieren es la lana; pues como en Europa ya nadie cree en ellos y sus templos los han convertido en cafeterías o teatros, bueno se les hace seguir explotando a los adoctrinados…

Pero si esa suposición de que solo van tras de la lana, que es lo único que les importa, son alarmantes, es peor lo que sigue.  Ya que de acuerdo a Rubén Orlando Moyano partícipe de la creación del Congreso Nacional de turismo religioso y sustentable…

Porque el peligroso sujeto aclaró que no es lo mismo sacarse fotos en la basílica; a tener una preparación para acudir al $antuario de una manera reflexiva…

Lo que en otras palabras se puede interpretar que lo que quieren es adoctrinar a la gente en la estulticia de sus aberrantes e idólatras creencias…

Haciendo recordar a Thomas Paine (1737 – 1809) considerado como uno de los padres fundadores de los EE.UU. “Siempre que leemos las historias obscenas, las orgías voluptuosas, las ejecuciones crueles, la venganza implacable que llenan más de la mitad de la Biblia; nos parece que sería más lógico considerar ésta como la palabra de un demonio más bien que la palabra de Dios.  Es una historia de maldad que ha servido para corromper y embrutecer al género humano”.

 

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.