Veracruz- 2018-09-0311:47:26- Laura Morales

 

Las obras de remodelación del bulevar de Veracruz quitaron las dos terceras partes de la capacidad de descarga del agua pluvial en la ciudad, por ello las inundaciones atípicas.

 

Pedro Aguilar Pizarro, presidente local de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), explicó disminuyeron las dimensiones de rejillas y vados, aunado a la falta de desazolve de la red.

 

De ejemplo citó que la norma contempla que la apertura de algunas tuberías debe ser mínimo de 12 centímetros de diámetro y en algunos puntos quedaron de 4.5 y 6 centímetros.

 

En el estudio técnico efectuado por la CMIC a las obras de remodelación del bulevar Manuel Ávila Camacho se constató la falta de mantenimiento a los redes y sistemas, ausencia de limpieza y desazolve, entre otros aspectos que vulneran a la ciudad.

 

“Lo que resalta es la falta de limpieza y de desazolve de canales pluviales y las obras del bulevar disminuyeron las dimensiones de rejillas y por en ende su capacidad de captación”.

 

Urgió a que abran retornos en el camellón para el flujo del agua aunque estén cerrados al tránsito vehicular ya que al extender la plancha de concreto obstruyeron el flujo natural del líquido.

 

“Proponemos sanciones a quien sorprenda tirando basura y que nuestros organismos nos encarguemos de difundir el programa de limpieza. Falta aumentar la sección de descargas, construir vados, abrir el camellón porque construyeron presas para el agua. No necesitan abrir el retorno a los vehículos pero sí para el flujo de agua”.

 

La CMIC recomendó mejorar la operación de bombeo y control de descargas, elaborar una campaña de concientizacion de la sociedad sobre la disposición final de la basura, definir responsabilidades entre ayuntamientos y Grupo MAS ya que el 50 por ciento de los sistemas pluviales se usan para descarga de drenaje, es decir, son mixtos.

 

Puntualizó que existe un vacío en las especificaciones del título de concesión porque todos deslindan responsabilidades y las consecuencias son para la ciudad.

 

“Son aguas grises porque no son blancas ni negras. Todo lo que descarga en el mar a través de dicha tubería es mixto.

 

Hay que saber si es responsabilidad del municipio o del sistema MAS el desazolve,  por eso hay que definir concesiones en Veracruz y Boca y la falta de norma en Medellín”.
Explicó que  el huracán Stan generó 250 milímetros de agua en 2005; los fenómenos naturales de 2010 provocaron 205 milímetros; y fueron 110 milímetros en dos horas hace unas semanas y la ciudad se inundó.

 

Puntualizó que con lluvias atípicas llueve más de 100 milímetros y el agua debe fluir con normalidad, sin embargo, los colectores del centro de la ciudad como: Juárez y Emparan, que descargan a la bahía del puerto, no funcionaron durante la última lluvia intensa y no tienen mantenimiento igual que el Zaragoza que tampoco trabajó.

 

Además el río Tenoya (subterráneo) que nace atrás de la iglesia del Cristo siempre descargó sus aguas con un vado en el bulevar,  pero con la remodelación lo modificaron y ya no fluye de forma óptima como lo ha hecho por años.

 

El documento elaborado por la CMIC contiene el análisis de las obras del bulevar y otros puntos de la ciudad para conocer las causas de las inundaciones.

 

Fue elaborado con técnicos y especialistas para encontrar una solución.

 

El documento fue entregado al gobernador electo Cuitláhuac García Jiménez para que lo tome en cuenta durante su gobierno e impulse acciones para remediar las anegaciones.

 

 

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO