Sociedad 3.0

Fuerza Civil realiza operativos represivos y violatorios de los derechos humanos contra taxistas en las principales ciudades del Estado. Policías uniformados los detienen, les revisan la documentación, encuentran supuestas irregularidades y les obligan a entregar las unidades, sin permitirles hacer llamadas y si se resisten o niegan, los envían a la cárcel preventiva.

En Poza Rica, choferes reportaron la detención de 30 de sus colegas el domingo, y estuvieron cobrando mil 200 pesos por dejar libre a cada conductor detenido, más mil de grúa, más infracción, por lo menos 3 mil pesos por caso pagó cada concesionario.

Este miércoles, policías se apostaron en La Cañada, desviación a Otates y La Bocana, en Actopan, y aunque los vehículos tuvieran sus documentos en regla, les revisan otros aspectos como las llantas y con otro pretexto se los llevan.

Las organizaciones se han reunido y solicitado el apoyo de diputados de Morena. En Xalapa, ofrecieron el lunes una rueda de prensa en el café Parroquia donde denunciaron la represión de que están siendo objeto.

Se reunieron con el director de Tránsito para pedirle que cesen los operativos, pero el funcionario les comunicó que los operativos continuarán contra todas las unidades que no han emplacado, que no traen placas azules, que sólo estén empadronadas, aunque traigan un permiso de 30 días. Por tal motivo, numerosos concesionarios han optado por guardar las unidades.

Los sindicatos sostendrían reunión con Transporte Público y la Fuerza Civil, pero en caso de no obtener respuesta positiva, están anunciando una mega marcha en todo el Estado para la próxima semana.

Lo peor es que, según el presidente de la Alianza de Transportistas y Anexos de Veracruz, Pedro Fernández Fernández, los transportistas no han podido concluir el trámite de empadronamiento por culpa de la propia Dirección de Transporte Público y no por falta de voluntad.

Actualmente más de 500 taxis han sido retenidos en diversos puntos del Estado, y las afectadas son las familias que dependen del trabajo de los ruleteros.

Los operativos contemplan las ciudades con mayor número de unidades, como Poza Rica, Coatzintla, Veracruz, Boca del Río, Coatzacoalcos, Orizaba, Córdoba, Río Blanco, Ciudad Mendoza, Xalapa, Tuxpan, Minatitlán, entre otras.