Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

diariolibertad@nullgmail.com

“Quien mucho habla, mucho yerra”, dice el conocido refrán.  Por no referir a todos los demás axiomas que hablan de que el silencio es oro; y de que calladitos se ven más bonitos.  Porque sería largo y tedioso…

El que AMLO todos los días salga a hacer declaraciones para ser noticia hasta cuando viste la franela y batea, es desgastante y lo ha llevado a diferir con quienes serán sus secretarios; e incluso a tener que cambiar de óptica, sobre todo respecto a las promesas de campaña.  Aunque finalmente dicen que cambiar de opinión es de sabios…

Pero las declaraciones que hizo en La Plaza de las Tres Culturas, en el sentido de que va a fusionar al Ejército, a la Marina y a la Policía Federal en una sola corporación a la que dijo sería una Guardia Civil; una Guardia Nacional; es un sueño guajiro…

El cambiarle el nombre, como acostumbran -antes procuraduría, hoy fiscalía- nada cambia y no quiere decir que los mismos elementos, solo que ahora vestidos de guardias, no vayan a seguir haciendo lo mismo…

Además “hacer el compromiso de no utilizar nunca jamás al Ejército para reprimir al Pueblo”; como dijo, es ya hablar solo por hablar, es decir, sin pensar.  Ya que el decirlo lleva implícito que el Ejército ha sido utilizado por el Ejecutivo con esos fines…

Lo que ciertamente ha sucedido; pero no es la labor del Ejército.  No puedes pedirle a un soldado o marino que actúe como policía.  Como tampoco puedes pedirle a un policía que actúe como soldado o como marino. Sus formaciones, códigos y estatutos son distintas.  Piensan diferente y actúan en consecuencia…

Además de que al decirlo está señalando directamente al Ejército como responsable de lo sucedido en el 68; cuando el responsable directo de enfrentar a la sociedad con las Fuerzas Armadas, ha sido y es el Ejecutivo…

¡Nunca jamás se volverá a enviar a los soldados a reprimir al Pueblo!  Es lo que debió de haber dicho.  Pero seguramente no lo pensó…

Y no fue lo peor.  Lo peor es que piense que puede desaparecer al Ejército.  Cuando el Ejército simboliza la Patria.  Como La Bandera.  Como el Himno.  Que son más que el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial…

La gente, el Pueblo, no les tiene miedo a los soldados o a los marinos.  Pero sí a los policías.  Y si los primeros no han podido acabar con los cárteles de las drogas, es porque nadie ha podido acabar con ellos…

Sin soslayar que no es lo suyo hacerla de policías; no están para eso.  Y menos recibiendo órdenes de civiles que no tienen ni idea de lo que dicen y más bien como que estorban cada vez que se presentan en las contingencias…

Pero les dan más crédito a los “topos” que a los soldados, que son los que sacan al buey de la barranca.  Y no se diga los marinos.  A medio océano se necesita tener ingenio para sobrevivir…

No obstante, aunque los actuales Ejércitos de la inmensa mayoría de las naciones son obsoletos para resistir el ataque o la invasión de las grandes potencias, los Ejércitos son el símbolo de cada una de las naciones del mundo…

Excepto una: Costa Rica; que no tiene Ejército.  Pero su historia es muy distinta a la que hemos vivido los mexicanos.  Como también es muy distinto a nosotros el pueblo uruguayo, merecedor de un Presidente ejemplar como Don Pepe Mugica…

Desaparecer al Estado Mayor Presidencial, será otro grave error que el tiempo dirá de qué tamaño va a ser…

 

Por lo que andar haciéndole al reformador y seguir proponiendo lo que solo va a poder cumplir en sus sueños, no parece ser muy sensato.  Tal vez alguien se atreva a recordarle que ya es Presidente Electo; que se serene, que ya acabó la campaña…

Pero en fin.  Perdónalo Señor, que no sabe lo que dice.

Cambiando de tema…

 

Según la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, la deuda neta del Sector Público Federal, de agosto del año pasado, al mismo mes de este año, se incrementó en 2,350 millones de pesos ¡DIARIOS!…

Por lo que ahora los mexicanos, por andar dándoles la chequera a los irresponsables que evidentemente han gastado más de lo que tenían, debemos la impagable suma de 10 billones 166 mil millones de pesos, que heredará AMLO como “finanzas sanas”…

La pregunta obligada es: ¿En dónde está esa escandalosa cantidad de dinero diario con la que se podrían dar apoyos al campo para ser autosuficientes, construir hospitales y dar mejor atención sanitaria a todos los mexicanos; montar plantas de reciclado por todos lados, hacer refinerías, etc.  Son 2,350 millones de pesos diarios.  ¡Por favor; es un dineral! ¡En dónde están!  ¿Amor y Paz?  No pos sí.  Así de muertito está bien fácil.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.