El presidente Enrique Peña Nieto aseguró en su mensaje con motivo de su sexto y último Informe de gobierno que durante su administración “juntos hemos cumplido, México tiene resultados tangibles”, y que los hechos “respaldados por cifras verificables deben ser el criterio principal para evaluar una administración”.
En el acto realizado en Palacio Nacional, enumeró los avances de su administración y señaló que dichos datos dan cuenta de una “transformación profunda en múltiples ámbitos de la vida nacional y también revelan la persistencia de rezagos y desafíos”.
Este, aseguró el mandatario, “es el sexenio del empleo y de la recuperación en el salario mínimo, del turismo y de la inversión extranjera directa, de la infraestructura y de la exportación de alimentos y manufacturas, de la expansión de la telefonía celular e internet y del acceso a los servicios financieros, y también es el sexenio de las energías limpias y de la apertura del sector energético”.
Resaltó que en dichos ámbitos e indicadores “se lograron cifras históricas, que acreditan la confianza en el país y de los mexicanos en nosotros mismos”.
No obstante, el jefe del Ejecutivo reconoció: “No alcanzamos el objetivo de recuperar la paz y la seguridad para los mexicanos en todas las regiones del país”, y agregó que para ello se requerirá de un esfuerzo sostenido por largo tiempo y firmemente apoyado con recursos públicos.
En un mensaje dividido en los cinco ejes de gobierno —México en paz, Incluyente, con Educación de Calidad, Próspero y con Responsabilidad Global—, y apoyado por videos de cada rubro, el mandatario señaló que México está listo para seguir creciendo y desarrollándose en los próximos años, y que “a la siguiente administración le entregaremos un país con importantes fortalezas”.
Entre ellas destacó la estabilidad política, social y económica; finanzas públicas sanas, con 78 por ciento más de contribuyentes que hace seis años y una deuda manejable y en tendencia decreciente; la inflación más baja para un sexenio desde hace casi 50 años, nuevos empleos formales que crecen a un ritmo de 800 mil por año, “lo que nos pone en ruta de alcanzar 4 millones de nuevos puestos de trabajo en este sexenio”, así como un nuevo modelo energético “que permite recuperar nuestra condición de potencia en este sector y liberar recursos públicos para fines sociales”.
También, señaló Peña, “la mayor inversión extranjera directa de nuestra historia, con 192 mil millones de dólares a la fecha, además de inversiones ya comprometidas por casi 200 mil millones de dólares en el sector energético, los menores porcentajes de pobreza y de carencias sociales desde que se tiene registro, así como un nuevo modelo educativo que se implementa en las aulas a partir de este ciclo escolar”.
Este, sostuvo, “será el punto de partida de la próxima administración que el 1 de diciembre habrá de asumir la alta responsabilidad de gobernar a México. Somos un país mejor del que éramos hace seis años; lograrlo ha sido, desde el primer día de mi mandato, mi mayor compromiso”.
El Presidente señaló que México es una nación milenaria, que con base en su gran pasado trabaja para formarse un mejor futuro, y que aportar a este gran esfuerzo colectivo para contribuir al engrandecimiento de México ha sido un privilegio de vida: “Servir a México ha sido, es y será siempre mi máximo orgullo y mi mayor pasión”.

Con información de ElMilenio