El Banco de México (Banxico) está perdiendo decenas de trabajadores a medida que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, avanza con la promesa de campaña de recortar los salarios de altos cargos del Gobierno, de acuerdo con una persona con conocimiento del asunto.

Desde las elecciones del 1 de julio, cerca de 200 empleados, entre ellos más de 20 altos directivos, han informado al banco que toman la jubilación anticipada o renuncian, dijo la persona, que pidió que no se revelara su identidad porque la información sobre las marchas es privada.

La semana pasada, el Congreso aprobó una ley que limita los salarios de los funcionarios del sector público. Según las nuevas normas, ningún burócrata puede ganar más que el presidente del país.

El salario mensual antes de impuestos del presidente Enrique Peña Nieto es de 209 mil 135 pesos y López Obrador se ha comprometido a reducir esa cifra a la mitad cuando asuma el cargo el 1 de diciembre.

Con información de ElFinanciero