Viernes contemporáneo

Armando Ortiz

Dicen los que ciegamente apoyan a Andrés Manuel López Obrador que no se le puede exigir nada a quien no ha tomado todavía las riendas del país. Podrían tener razón si López Obrador estuviera en un cuarto de junto, sentado, esperando a que le pongan la banda presidencial. Pero López Obrador no está en el cuarto de junto esperando. Andrés Manuel López Obrador, presidente electo de México desde hace semanas ha empezado a hacer declaraciones, ha ordenado, ha designado, ha descartado, ha exhortado, ha condenado, ha bendecido y hasta ha perdonado. De alguna manera ya ejecuta. El extraño movimiento en el Senado, para que se le diera licencia a Manuel Velasco, sólo se pudo dar con la venia de López Obrador. El perdón a Rosario Robles, a quien llamó “chivo expiatorio” salió de López Obrador. Cabe recordar a esos incondicionales que un “chivo expiatorio” es un animal inocente que se sacrifica y que carga con los pecados de los demás. Ahora sale Andrés Manuel a decir que no va a poder con todos los problemas porque el país está en bancarrota; ¿apenas se dio cuenta? Si algo podemos exigirle es que no nos desilusione tan pronto.

AMLO, que el país está en bancarrota; aunque él ya perdonó a los causantes de la bancarrota

Dice Andrés Manuel López Obrador que el país está en bancarrota, que por esa causa no podrá atender todas las demandas que en los últimos días le han hecho por todo el país. Sin embargo, afirma que las cosas que prometió sí las va a cumplir. Pero, ¿quiénes son los responsables de ese quebranto? No fue uno solo, fueron muchos los causantes de ese quebranto. Entre ellos está Rosario Robles, quien no sólo desvió más de 700 millones de pesos de las Secretarías que tuvo a su cargo, SEDESOL y SEDATU. Varios gobernadores también fueron responsables, entre ellos Javier Duarte, César Duarte, Humberto Moreira, Roberto Borge. Pero también hubo líderes sindicales, Romero Deschamps, Elba Esther Gordillo, Víctor Flores. Funcionarios del gobierno, empresarios favoritos del gobierno y el mismo Enrique Peña Nieto. Estos son sólo algunos de los responsables de la bancarrota. Pero a ninguno de ellos va a meter a la cárcel Andrés Manuel López Obrador, porque el presidente electo confunde la justicia con la venganza y dice que él no es vengativo, por ende, tampoco es justiciero.

La residencia de 7 millones de dólares de Karime la compraron en 2015; usted puede comprarla a 30 años con 15 millones 625 mil pesos mensuales

La nota del periódico Reforma no es noticia de última hora. La residencia que Karime Macías compró en Miami y que le costó siete millones de dólares se adquirió en 2015, cuando Javier Duarte todavía era gobernador de Veracruz. Esto lo reveló en 2017 Juan José Janeiro, quien se sabe está cooperando con la Procuraduría General de la República con tal de que le otorguen ciertos beneficios judiciales. De acuerdo con el informante, “el predio quedó registrado a nombre de ACE Realty Holdings LLC, en Delaware, ubicado en 277 Marinero Court, la cual cuenta con 7 recámaras, 9 baños y alberca” y quien gestionó todo fue Moisés Mansur, como un favor especial a su amigo Javier Duarte. La propiedad se encuentra en 277 Marinero Ct, Coral Gables, FL 33143. Por cierto, si a usted le interesa la propiedad puede comprarla en 9 millones de dólares o con un financiamiento a 30 años con mensualidades de 830 mil dólares, es decir 15 millones 625 pesos mensuales. La residencia consta de 7 recámaras, 9 baños y una alberca.

 aortiz52@nullhotmail.com