El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, se dijo confiado de que en el Congreso los partidos se pongan de acuerdo, en que haya armonía, que no haya pleitos; se necesita la reconciliación nacional para sacar adelante a México.

Después de sostener reuniones de trabajo en sus oficinas de la colonia Roma, refirió que revisará el sexto y último Informe del presidente Enrique Peña Nieto, e insistió en que son buenas las relaciones que existen con el actual gobierno.

–¿Un primer balance del Informe? –se le preguntó.

–No puedo, así de bote pronto, dar una respuesta. Mejor si quieren mañana (hoy) platicamos.

Según una publicación de LaJornada Al salir, dialogó con trabajadores sindicalizados del Seguro Social de Sinaloa, que señalaban la exclusión del proceso de renovación de la dirigencia estatal. El presidente electo planteó que su postura sobre los sindicatos es de respeto a su autonomía.

En sus actividades de ayer también se entrevistó con Javier Jiménez Espriú, próximo secretario de Comunicaciones y Transportes, quien informó que el miércoles los colegios y asociaciones de ingenieros entregarán su opinión técnica sobre las opciones para el nuevo aeropuerto de Ciudad de México.

Una vez que el equipo de transición reciba el documento, está previsto que inicie la etapa de debate, de septiembre a octubre, y refirió que el sentido de la consulta posterior dependerá de la opinión de los ingenieros, así como la del Consejo Coordinador Empresarial.