El jueves 20 de septiembre, aprobó el Senado la ratificación del Convenio 98 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que ofrecerá a los empleados libertad sindical.

“Hoy se inicia un nuevo proceso de reconstrucción en el mundo del trabajo, no sólo por la reivindicación de los derechos de los trabajadores, sino comenzar un nuevo proceso en las relaciones obrero-patronales”, dijo Napoleón Goméz Urrutia, ex líder minero y Senador, quien impulsó la ratificación del convenio.

El acuerdo, que se votó con 78 votos a favor, cero en contra y ninguna abstención, establece que los trabajadores deberán gozar de adecuada protección contra todo acto de discriminación sobre la libertad sindical en relación con su empleo. 

Durante la discusión, Gómez Urrutia destacó que el acuerdo estaba pendiente desde su emisión en 1956. Recordó que en 2015 fue retomado por la administración del Presidente Enrique Peña, quien la envió a la Cámara alta para su discusión, pero no superó el filtro legislativo.

A su vez, Miguel Mancera enfatizó que se trata de una lucha del PRD por la defensa de los derechos laborales, y recordó que han impulsado una reforma que permita incrementar el salario para millones de trabajadores mexicanos.

Por su parte, Carlos Aceves del Olmo, del PRI, advirtió que la ratificación de dicho convenio podría provocar conflictos laborales y estancamiento económico, por lo que exhortó a la mayoría de Morena para actuar de forma institucional.

El convenio también busca regular el llamado outsourcing, además de promover el incremento al salario mínimo; con ello, dijo, no se pone en riesgo la competitividad; añadió que también es necesario reformar la Ley Federal del Trabajo.

En la discusión no estuvo presente la bancada blanquiazul, que abandonó la sesión horas antes tras aprobación de la llamada “ley mordaza”, con la que se disminuyen los tiempos de exposición de los legisladores.

Por el contrario, los senadores del PRI retornaron al pleno para votar a favor este histórico Convenio.

Con información de LaRazón