Según información publicada por El Universal, la bancada de Morena en el Senado rechazó el recorte que anunció la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) por 852.8 millones de pesos a su presupuesto para 2019.

La fracción mayoritaria en la Cámara Alta tiene listo un punto de acuerdo que hoy impulsará, con el fin de pedir a los ministros de la Corte hacer más por la austeridad, que bajen más el presupuesto para el próximo año, incluidos sus sueldos, también otras instancias como el Consejo de la Judicatura Federal (CJF), y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

En los resolutivos, el texto pide de forma respetuosa en su autonomía al Poder Judicial de la Federación, que realice ajustes al gasto presupuestado para lo que queda de este año y, en su caso, considere una propuesta racional para el correspondiente a 2019.

En el punto de acuerdo, promovido por el coordinador de Morena, Ricardo Monreal, pide implementar austeridad para los años que vienen, y eliminar prestaciones excesivas, en un ejercicio de autorreexión.

“No se puede seguir teniendo a un pueblo en la pobreza con jueces, magistrados, ministros, gobernantes y políticos en el exceso, la opulencia y privilegios”, dice el texto. Señala que el Poder Judicial debe establecer medidas efectivas para racionalizar, reorientar y reducir en términos reales el gasto destinado a dietas, aguinaldos, gratificaciones, premios, recompensas, bonos, estímulos, comisiones, seguros, casas, compensaciones y cualquier otra cosa.

Precisa que sólo “el Consejo de la Judicatura Federal,  tuvo un subejercicio de más de 3 mil millones, que representa 4.6% del total”. En el texto, que se prevé sea sometido hoy a votación en el pleno del Senado, se considera que las medidas de austeridad republicana deben incluir por lo menos a la propia Corte.

“Sabemos que en estos órganos se contemplan los sueldos más altos del servicio público, y el anuncio hecho no considera recortes salariales, como sí se ha adelantado en los poderes Legislativo y Ejecutivo que está por asumir el 1 de diciembre”, asegura.

En el documento se señala que las medidas de racionalización en el gasto público no deben darse sólo en rubros como vehículos, remodelaciones, mobiliario o equipamiento en general, sino que debe atender a una visión más integral de racionalidad presupuestaria en los órdenes material, humano y financiero.

“Esto no puede continuar así, debemos realizar un cambio radical que se refleje en la disminución del dispendio de recursos, nuestro país se encuentra en emergencia económica”, explica.

Con información de ElUniversal