No es corto el tramo entre el ser y el deber ser, tampoco entre el ser y el parecer, entre la apariencia y lo prosaico. En los hechos pudiera medirse, por caso, con la aprobación en la Cámara de Senadores de la licencia al senador Manuel Velasco para volver al gobierno de Chiapas, un asunto que bien procesado hubiera sido de mero trámite, pero se hizo de manera burda: primero rechazan la solicitud y luego la aprueban; antes de la aprobación 5 diputados del Verde se pasan a Morena y Velasco vuelve a su entidad. Después vienen las explicaciones del caso: Manuel Velasco, que su licencia nada tiene que ver con sus diputados que se pasaron a Morena; y Mario Delgado que la incorporación de los Verdes fue espontánea. Y en Morena ratifican la Cuarte Transformación.