Xalapa- 2018-09-1213:17:57- El caso del supuesto suministro de agua destilada a menores con cáncer en Veracruz deberá ser aclarado para que no quede impune, aseveró el próximo secretario de Salud, Roberto Ramos Alor.

Por ello dijo que en el próximo gobierno le darán continuidad a la denuncia que se hizo en el actual gobierno estatal.

Señaló que vigilarán la calidad de los medicamentos que se otorguen a la población, para que no haya “nunca más medicamentos con agua, vamos con un compromiso de altísima responsabilidad y mucha seriedad”.

“Ese tema es importante y hay que enfrentarlo, es un capítulo oscuro que nos duele a los veracruzanos pero mucho porque son niños con cáncer y cualquiera pudo estar en una situación así. Y estaremos muy puntuales a través de laboratorios especiales para estar monitoreando la calidad de los medicamentos que se van a consumir”, añadió.

De esa forma aseveró además que a partir del 1 de noviembre, en los hospitales de los Servicios de Salud el único “patrón” será el pueblo.

Dijo que trabajarán para que, las clases más desprotegidas, los pobres e indígenas reciban un servicio médico gratuito y de calidad.

“Medicamentos y servicios médicos gratuitos, hay acciones de tiempo inmediato, mediano, y largo plazo pero el enfoque de este proyecto desde una perspectiva de izquierda es servicio”, añadió.

En ese tenor señaló que la auditora al sector salud se hará desde la entrega-recepción aunque reafirmó que su prioridad será la atención médica.

“Auditarías por supuesto que se tiene que hacer en la entrega recepción hay una auditoría profunda, pero a mí me gusta más la parte médica, asistencial, esa es una de las acciones”, señaló.

Ariadna García/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO