Villahermosa, Tabasco – 2018-09-2415:57:20- La próxima titular de la Secretaría del Bienestar, María Luisa Albores, sostuvo una reunión de trabajo con gobernadores electos de Tabasco, Veracruz y Chiapas, para conjuntar esfuerzos en la puesta en marcha de proyectos sociales que contemplan abatir la pobreza y generar 400 mil empleos con un millón de hectáreas sembradas.

Luego de una reunión privada, Albores expuso que acordaron con los próximos mandatarios cómo comenzarán a operar los programas a partir del primero de diciembre y la reingeniería que se realiza al interior de la secretaría federal.

En rueda de prensa, destacó la importancia de dar a conocer a quienes gobernarán estas tres entidades los pormenores y así trabajar de manera coordinada y transversal en los programas sociales y en el denominado “Sembrando Vida”.

Al respecto, la subsecretaria de Bienestar, Ariadna Montiel Reyes, comentó que se explicó los programas de pensión universal para adultos mayores y uno nuevo que es pensión para personas con discapacidad.

Este último, dijo, tendrán un millón de beneficiarios y se dirigirá a personas con discapacidad en zonas con altos índices de pobreza, principalmente en poblaciones indígenas, así como en áreas pobres de las zonas urbanas.

En adultos mayores, comentó que el compromiso del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, es atender de manera universal a la población indígena desde los 65 años y a la población no indígena a partir de los 68 años. Quienes ya cuentan con este programa, independientemente de la edad a partir de los 65 años, apuntó, continuarán con su pensión.

Por su parte, el próximo subsecretario de Inclusión Productiva y Desarrollo Rural Territorial, Javier May Rodríguez, expuso que tiene el encargo del programa para sembrar un millón de hectáreas y generar 400 mil empleos.

Este programa, resaltó, iniciará en Chiapas, Tabasco y Veracruz, por lo cual en el primero se contempla la siembre en 2019 de 200 mil hectáreas que generarán 80 mil empleos permanentes durante seis años, con una inversión mensual de 400 millones de pesos.

En Tabasco se proyecta sembrar 150 mil hectáreas con una inversión mensual de 300 millones de pesos y en Veracruz, para 2019 se sembrarán 150 mil hectáreas y otras 50 mil hectáreas en 2020 con una inversión de 300 millones de pesos cada mes.

Otra región más que se contempla, continuó, es la concerniente a la ruta del Tren Maya, donde se reforestarán 50 mil hectáreas más. La idea, abundó, es que se generen empleos, se integre a las familias y los campesinos y ejidatarios regresen a sus comunidades a trabajar, lo cual servirá como una cortina para no seguir expulsándolos de sus poblaciones.

Al respecto, el gobernador electo de Tabasco, Adán Augusto López Hernández, apuntó que acompañará de manera plena este proyecto de transformación que forma parte de una verdadera integración de los estados de la región al desarrollo nacional, por lo cual la hora del sureste ha llegado.

En tanto, el mandatario electo de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, indicó que la lamentable combinación de pobreza, marginación y zonas indígenas en los tres estados, se va a cambiar y se buscará reforzar los programas planteados.

Por su parte, el mandatario electo de Chiapas, Rutilio Escandón Cadenas, expuso que se trabajará por quienes menos tienen y se trata de programas democráticos e incluyentes que darán más viabilidad económica a ese estado y al país.

Imagen del Golfo/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO