Xalapa- 2018-09-0212:55:03- Con la llegada de Miguel Ángel Yunes Linares al gobierno de Veracruz, se tenía la esperanza que se acabaría la violencia y se les pagaría a los empresarios, expresó el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) Juan Manuel García González.

En entrevista y a tres meses que concluya el bienio del panista como gobernador de Veracruz, el líder de los industriales soltó: “no se vale hacer promesas que no se van a cumplir”.

Dijo que a pesar de que le consta que el titular de la secretaría de Seguridad Pública (SSP) Jaime Téllez Marié, había veces que ni dormía, fue rebasado por la violencia y que en el caso de la impartición de justicia en la Fiscalía General del Estado (FGE) con Jorge Winckler Ortiz, al frente, fue utilizada para fines políticos.

“A título personal te digo que la administración estatal no me gustó. Veo que Jaime Téllez Marié no duerme, pero sí fue rebasado y en el tema de la impartición vi muchas veces que la justicia fue utilizada para fines políticos”.

De igual manera y una vez que en dos mese se renueva el Congreso del Estado, indicó que esta legislatura no trabajó como debiera una vez que existieron muchos intereses de por medio.

“Los rojos no les aprobaron leyes a los azules y así se fueron tirando unos con otros sin lograr grandes cambios o reformas”.

García González dijo que a partir del mes de diciembre “ya estará todo parejito”, es decir gobierno del estado emanado del Movimiento de Regeneración Nacional y el Congreso con mayoría morenista.

“Va a estar todo parejito y lo que se tiene que hacer es que cada uno de los nuevos funcionarios trabajen con responsabilidad y no caigan en tentaciones. Le pido al gobernador Cuitláhuac García que todo lo que mande (al congreso) sea bien asesorado”.

Para finalizar invitó a los próximos legisladores a que no tengan “tantas cosas en la congeladora” y que se pongan a trabajar juntos sin mezquindades.

Leticia Rosado / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO